email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

KARLOVY VARY 2022 Competición

Crítica: The Word

por 

- Beata Parkanová hace un intento sincero y modesto por contar la vida bajo el comunismo después de la invasión soviética de Checoslovaquia en 1968

Crítica: The Word
Gabriela Mikulková, Martin Finger, Lea Bankó y Anton Frček en The Word

Los acontecimientos del pasado tienden a volver mucho tiempo después de haber sucedido para perseguir a las generaciones posteriores o, al menos, para pedirles que los recuerden. En el contexto de la República Checa (y Eslovaquia), ese acontecimiento es la invasión soviética de Checoslovaquia, ocurrida en 1968, y sus consecuencias. Probablemente, cada familia tiene una historia sobre 1968, y Beata Parkanová nos cuenta una de ellas en su segundo largometraje, The Word [+lee también:
tráiler
entrevista: Beata Parkanová
ficha de la película
]
, estrenada en competición en el Festival de Karlovy Vary.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Václav Vojíř (Martin Finger, un veterano de la televisión checa que también colaboró con Parkanová en su ópera prima de 2018, Moments [+lee también:
tráiler
entrevista: Beata Parkanová
entrevista: Beata Parkanová
ficha de la película
]
) es un hombre de principios nobles. Es un experto en leyes estricto y meticuloso, y un respetado notario en un pueblo checo anónimo, así como una especie de figura de autoridad para sus habitantes. Pero su experiencia, su expediente limpio y sus principios nobles no son suficientes para garantizar su posición, ya que no es miembro del partido dominante, el Partido Comunista, y hasta hay un registro de él votando en contra de los comunistas en 1946. El partido, representado por agentes que visitan su oficina para presionarlo, manifiesta que Václav le debe toda su carrera y su benevolencia hacia sus “transgresiones”.

Naturalmente, Václav está preocupado por su futuro, pero su esposa, Vera (Gabriela Mikulková, muy activa en televisión), se mantiene firme junto a él, sacrificando su comodidad por ser el apoyo que necesita y cuidar de sus dos hijos. Sus amigos les aconsejan “ser inteligentes” y hacer un trato con el Partido, ya que en realidad es una molestia menor, pero Václav no puede traicionar sus principios. Él espera su “castigo”, que podría ser la anulación de su licencia, además de ser transferido a otro lugar o degradado a un trabajo no cualificado para el que no se siente preparado, y la espera puede ser más tortuosa que la propia “sentencia”.

Parkanová divide su película en escenas largas: estas secuencias estáticas que giran en torno a los diálogos están grabadas en planos más largos, de media a larga distancia o en una serie de planos contraplanos, por lo que The Word no nos da una sensación cinematográfica todo el tiempo. La sensación de estar viendo una obra de teatro se intensifica con las actuaciones, que presentan una mayor expresividad y un tono ligeramente declamatorio en los diálogos. Los cortos interludios entre las escenas, que contienen fotografías de los actores caracterizados como sus personajes, proporcionan un descanso de la atmósfera intensa y gris.

A nivel visual, The Word se parece un poco a una película para la televisión debido a sus imágenes sin filtrar empapadas de colores naturales y su diseño de producción ligeramente austero, que elimina los elementos de la actualidad, pero no los reemplaza por otros que se ajusten a la época retratada en la película. Sin embargo, Parkanová, por su parte, demuestra que tiene algunas soluciones de dirección interesantes, y el director de fotografía, Tomáš Juriček, también es habilidoso en algunos de sus ingeniosos planos largos.

Al final, The Word parece una película hecha con una motivación sincera de contar una historia. El problema es que esas historias ya se han contado antes, así que tendrá que esforzarse para encontrar su público fuera de su región.

The Word fue una coproducción entre la República Checa, Eslovaquia y Polonia. love.FRAME fue la principal productora, mientras que AZYL Production, Kijora, Bontonfilm Studios y Czech Television fueron coproductoras. Bontonfilm también gestiona la distribución.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy