email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CANNES 2022 Competición

Crítica: Crimes of the Future

por 

- CANNES 2022: La vuelta al cine de David Cronenberg es una inquietante mirada a un futuro en el que los humanos han alcanzado una nueva fase de su evolución

Crítica: Crimes of the Future
Viggo Mortensen en Crimes of the Future

Cuando no ves teléfonos inteligentes ni ordenadores de ningún tipo, sabes que algo pasa. Y luego está el reparto, todos hablan en inglés pero nunca con el mismo acento. ¿Y qué decir del aura gótico-mediterránea de olas nacaradas frente a la arquitectura amarilla? La rareza o el misterio del cine nunca reside solo en la trama o en el concepto: puede ser un largometraje atmosférico con una brisa que te haga sentir enfermo.  

Crimes of the Future [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
, la nueva película del maestro canadiense David Cronenberg que compite en Cannes —su primer largometraje en ocho años—, está repleta de estos elementos, todos en perfecta armonía con sus ideas. El tema en cuestión es la evolución y el futuro, pero quizás el mayor logro de esta película es evitar la sensación contemporánea de la temática, que es sinónimo de conceptos como el metaverso y la inteligencia artificial. Aquí, el progreso evolutivo está relacionado, como era esperable en este director, con el hecho crudo y material del cuerpo. La evolución nos hizo humanos, mejorándonos a partir de las primeras formas humanas en lo que Yuval Noah Harari llama Revolución Cognitiva. Y aquí, Cronenberg se pregunta por qué la próxima etapa no debería presagiar que nos convirtamos en una especie completamente nueva.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Todo se concentra en la deliciosa historia sensacionalista de un artista de performance y su musa, conectados en una red con otras figuras oscuras que luchan por el poder y la influencia. Saul Tenser (Viggo Mortensen) es un hombre capaz de desarrollar órganos nuevos y hasta ahora sin precedentes en su cuerpo, y aprovecha su extraño don en el mundo del arte, donde los muestra a un público interesado con la ayuda de una máquina de disección a control remoto. Los órganos que muestra, que parecen corazones e hígados, pero cuya forma se asemeja más a extrañas criaturas marinas, luego son embotellados y tatuados para todos los que quieran admirarlos como un objet d’art. Caprice (Léa Seydoux), una ex cirujana de urgencias que se ha unido a Tenser como compañera de vida y de trabajo, dirige el crustáceo a control remoto con la habilidad motora que requería su anterior profesión. Y esto es plausible en el mundo en que transcurre la historia porque los humanos también han evolucionado para no experimentar dolor físico. Los cortes y las heridas se han convertido en otra forma de sentir una sensación física única y, como era de esperarse, esto también es explorado en el sexo.

Pero esto es solo una faceta de un mundo y sus fronteras intelectuales y perceptivas, que cambian ante nuestros ojos. La forma más fascinante que tiene la película de conectar con nuestra vida en la década de 2020 es a través de la metáfora, donde las actitudes hacia estos extraños cambios pueden verse como progresistas o reaccionarias. Y Tenser está en una crisis existencial, sin saber si seguir como informante para el escuadrón del cumplimiento de la ley “New Vice”, que controla y trata de vigilar estos cambios, o unirse al innovador empresario Lang Daughtery (un sorprendente Scott Speedman), que está interesado en convertir estos órganos en un nuevo sistema circulatorio o digestivo.  

Crimes of the Future es ante todo una película “tardía” de Cronenberg, que adapta y hace referencia a sus películas más cerebrales como Videodrome, Crash y Cosmopolis [+lee también:
crítica
tráiler
ficha de la película
]
. Se hace referencia a la última a través de su diálogo literario y estilizado, que al principio parece inhibir en demasía el naturalismo de los actores, pero el público se adapta rápidamente si el resto de la película funciona. Y aunque su tono siempre es frío y analítico, desde La zona muerta en adelante, Cronenberg ha sido capaz de añadir a su obra tal lirismo, que ha hecho de Crimes of the Future una de las mejores y más estimulantes películas de esta edición del festival.

Crimes of the Future es una coproducción entre Canadá, Grecia y Francia, llevada a cabo por Argonauts Productions, Coficiné, Ingenious Media, Serendipity Point Films, Téléfilm Canada y Bell Media. Rocket Science gestiona sus ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)


Galería de fotos 24/05/2022: Cannes 2022 - Crimes of the Future

42 fotos disponibles. Desliza hacia la izquierda o la derecha para verlas todas.

David Cronenberg, Welket Bungué, Don McKellar, Kristen Stewart, Viggo Mortensen, Léa Seydoux, Denise Capezza
© 2022 Fabrizio de Gennaro for Cineuropa - fadege.it, @fadege.it

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy