email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CANNES 2022 Un Certain Regard

Crítica: Harka

por 

- CANNES 2022: El primer largometraje de Lotfy Nathan sigue a un joven tunecino que espera conseguir una vida mejor que la de vender petróleo de contrabando en las calles

Crítica: Harka
Adam Bessa en Harka

En árabe, Harka significa “movimiento” (más concretamente, se refiere a un grupo de soldados que se han unido voluntariamente para luchar). La ópera prima del cineasta egipcio-británico Lotfy Nathan, Harka [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
, que se estrena esta semana en la sección Un Certain Regard de Cannes, retrata a un joven tunecino solitario que se esfuerza por alcanzar una vida mejor para sí mismo, tal vez aspirando a ese mismo sentido de comunidad. Ali (interpretado por el joven actor franco-tunecino Adam Bessa) es un auténtico marginado, un “hombre anónimo”, que representa esa figura alienada y desesperada que parece sacada directamente de la literatura existencialista clásica. Por otra parte, como telón de fondo, encontramos las protestas que evocan la exitosa revolución tunecina de 2011, que se encuentran en un punto de ebullición. Basándose en el precedente de Mohamed Bouazizi, cuyo martirio ayudó a desencadenar la revolución en el país (y la Primavera Árabe en general), Harka adopta una visión holística de esta lucha, mostrando cómo la terrible experiencia de Ali genera cambios positivos.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Harka es una propuesta cinematográfica robusta y segura de sí misma, que a menudo transmite una sensación de impulso y nunca se conforma con el realismo social amable y observacional, que suele ser el enfoque predeterminado para este tipo de obras. Sin embargo, también resulta un tanto esquemática y poco desarrollada, resignándose a retratar a Ali mientras busca dinero, venganza o su propia supervivencia, descuidando detalles con mucho potencial, como sus relaciones sociales y familiares, así como el trasfondo político, que aportarían a la película una mayor profundidad. Este es el primer largometraje de ficción de Nathan, después de dirigir el documental de motoristas 12 O'Clock Boys, que recuerda al estilo de Harmony Korine, y numerosos anuncios publicitarios. En ocasiones, la cinta transmite la sensación de ser una simple tarjeta de presentación: una película hecha para mostrar sus habilidades visuales y narrativas, aspirando a proyectos más ambiciosos y de mayor presupuesto.

Ali es un hombre en posesión de barriles de petróleo aguado, pero sin un lugar a donde ir. Esta es su única fuente de ingresos (ilegítimos), por la que recibe billetes desgastados que parecen a punto de desintegrarse al menor contacto, y que oculta en el muro de un edificio en ruinas. Se encuentra dividido entre las deudas de su difunto padre y el impacto que esto ha tenido en sus dos hermanas (Salima Maatoug e Ikbal Harbi), y el deseo de marcharse de Túnez y perseguir una vida más lucrativa en Europa, representada por su compañero de fiesta, que una noche alardea sobre el “dinero y mujeres” que tiene en Berlín (un comentario que Ali recibe con un ceño fruncido, logrando la empatía del público). A medida que la situación se vuelve más insostenible, con sus hermanas enfrentándose al desalojo de su hogar, el anciano taciturno del que obtiene el petróleo le pregunta, con una voz grave que evoca al cine negro, si "conduce". De esta forma, Ali se involucra todavía más en la cadena de suministro de contrabando, sumergiéndose en un territorio más inseguro,  aunque no necesariamente violento, mientras transporta petróleo a través de la frontera.

Ali no es un antihéroe. El joven nunca se rebaja a cometer actos inmorales, lo cual obliga al público a animarlo en contra de su intuición. En realidad, está tratando de hacer lo "correcto" en todo momento, y solo al final vemos decaer su fuerza de voluntad debido a la creciente frustración e inmovilidad. A excepción de un momento clave hacia el final de la película, está completamente aislado de las demás personas frustradas que lo rodean, sin darse cuenta de que comparten una lucha justa contra la desigualdad y el poder estatal en el país. Desgraciadamente, sus caminos confluyen demasiado tarde, a expensas de Ali, pero su cruzada no es en vano.

Harka es una coproducción entre Francia, Luxemburgo, Túnez, Bélgica, Alemania y Estados Unidos, producida por Cinenovo, Tarantula Luxembourg, Cinétélé Films (Túnez), Wrong Men, Detailfilm, y las estadounidenses Kodiak Pictures, Beachside Films, Anonymous Content y Spacemaker. Film Constellation se encarga de las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy