email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CANNES 2022 Semana de la Crítica

Crítica: The Woodcutter Story

por 

- CANNES 2022: No es momento para ser buenos en la cruel y cautivadora fábula finlandesa de Mikko Myllylahti

Crítica: The Woodcutter Story
Jarkko Lahti y Iivo Tuuri en The Woodcutter Story

La felicidad no es demasiado complicada en la película finlandesa The Woodcutter Story [+lee también:
tráiler
entrevista: Mykko Myllylahti
ficha de la película
]
, que se estrena en la Semana de la Crítica del Festival de Cannes: la felicidad es tener un trabajo estable en un pueblecito y ver la tele mientras cenas con tu mujer. Perfectamente satisfecho con lo que ya tiene, el bondadoso leñador Pepe (Jarkko Lahti) no pide nada más que eso. Pero aun así las cosas se tuercen en un abrir y cerrar de ojos porque hace mucho tiempo que los dioses se quedaron sordos.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

En sus entrevistas, el director Mikko Myllylahti ha mencionado The Book of Job, en el que el honrado protagonista también sufre sin razón alguna. A uno se le va la cabeza a los cuentos populares de Europa del Este, en los que los puros de corazón se las arreglan para seguir siéndolo, incluso cuando deben enfrentarse a males implacables. En todas estas historias, Dios, si está presente, es como un niño aburrido que tortura a un animal para comprobar cuánto dolor puede soportar. Pero en The Woodcutter Story impera una abrumadora sensación de ausencia. Y si este dolor no tiene sentido ni recompensa espiritual, uno puede aceptarlo o estrellarse contra el siguiente coche que pase.

Con un reparto interesante, desde el Omar Abdi de The Gravedigger’s Wife [+lee también:
crítica
tráiler
ficha de la película
]
a Hannu-Pekka Björkman, que parece estar en todas las películas finlandesas que veo, cosa que no me importa, se trata de una historia mucho más cruel que la de El día más feliz en la vida de Olli Mäki [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Juho Kuosmanen
ficha de la película
]
, coescrita previamente por Myllylahti. Sin embargo parece disfrutar con los personajes que se niegan a derrumbarse, por más que el mundo que les rodea les empuje a ello. Otros podrían considerarlos unos fracasados, pero no, ellos están bien como están. Así es como están construidos. Pepe también es así.

Lahti Lahti (el Olli Mäki del título, que también participó en el cortometraje Tiger de Myllylahti, presentado en Cannes) incorpora su inocencia y su expresividad de cine mudo. Ofrece una actuación conmovedora, en ocasiones rozando lo hilarante (Pepe es el tipo de persona que pregunta a un fantasma "si está bien", algo que enfada al fantasma, y con razón). Duele verle rechazado y solo, con hipo cuando sale a pescar en el hielo, pero Pepe no quiere reconocer que "este es el fin de nuestro alegre pueblo". Probablemente también por el bien de sus hijos.

Todo es un poco oscuro, pero la pura extrañeza de esta historia la equilibra armoniosamente. La gente lacónica y con cara de póker que pisa la nieve resulta familiar al principio, al igual que el cierre de un aserradero, que vuelve a dejar a todo el mundo sin trabajo y sin un objetivo claro, pero el drama social da paso a una actuación exagerada y a diálogos absurdos. "Mañana es sábado. Nos reuniremos para debatir cuestiones relativas a la existencia", dice uno de los presentes, porque es ese tipo de pueblo. Mientras, otros leen a Freud en la cama, echándose unas risas.

Los repentinos estallidos de violencia y los misterios nunca explicados recuerdan en parte a David Lynch (si inesperadamente se encontrara en Finlandia, lo que sin duda debería ocurrir) y hacen de The Woodcutter Story una propuesta sorprendentemente inquietante. Se acerca un pequeño apocalipsis, de eso no cabe duda, pero quizá haya algo liberador en aceptar el hecho de que la vida carece de sentido. Si decides ser una buena persona solamente porque hace que te sientas bien, incluso cuando te enfrentas al desempleo, la soledad, la pandemia o la guerra, eso también tiene su valor. Especialmente cuando nadie lleva la cuenta en la otra vida.

The Woodcutter Story cuenta con la producción de la finlandesa Aamu Film Company, y la coproducción de la danesa Beofilm, la holandesa Keplerfilm y la alemana Achtung Panda!. Sus ventas las gestiona Totem Films.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés por Marcos Randulfe)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy