email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PELÍCULAS / CRÍTICAS España / Argentina

Crítica: La maniobra de la tortuga

por 

- Un halo trágico recorre el segundo largo de Juan Miguel del Castillo, con el que denuncia la violencia al retratar el daño psicológico que deja en sus víctimas y allegados

Crítica: La maniobra de la tortuga
Fred Tatien y Natalia de Molina en La maniobra de la tortuga

Por donde pasan las agresiones de género difícilmente vuelve a reinar la paz. Así de dura es la realidad que retrata Juan Miguel de Castillo en su nueva película, La maniobra de la tortuga [+lee también:
tráiler
entrevista: Juan Miguel del Castillo
ficha de la película
]
, que se estrena el viernes 13 de mayo en salas de cine españolas con A Contracorriente Films tras haber competido en la sección oficial del 25º Festival de Málaga. En aquel certamen también participó el cineasta andaluz hace años, con su ópera prima, Techo y comida [+lee también:
tráiler
entrevista: Juan Miguel del Castillo
ficha de la película
]
, que le reportó el premio a la mejor actriz a Natalia de Molina (que rubricaría posteriormente con un Goya).

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

De nuevo la jienense ejerce de musa cinematográfica de Juan Miguel del Castillo encarnando ahora al personaje femenino central de este trágico drama con formato de thriller: una enfermera, altamente desconfiada y temerosa, que cada día, antes de salir de su casa, observa con detenimiento, angustia y miedo el mundo exterior, no vaya a aparecer el monstruo que la maltrató en el pasado y de cuyas agresiones ha quedado para siempre impreso en su cerebro el pánico a que aquellos abusos se vuelvan a producir.

Algo distinto, pero de la misma naturaleza, sufre el otro personaje protagonista de este largometraje: el policía encarnado por el actor francés Fred Tatien (visto en un rol secundario en Black Beach [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
), que llega a Cádiz buscando luz tras un acontecimiento oscurísimo y tremendo –el más doloroso que un padre protector pueda imaginar–, que no consigue superar. El encuentro entre estas dos criaturas, profundamente heridas, ejercerá un efecto espejo donde ambas se verán reflejadas.

Además, un crimen nauseabundo sacude la ciudad donde transcurre la acción, agudizando aún más el conflicto interior de estos dos personajes: de este modo, una investigación por los bajos fondos hace transitar a este film del drama psicológico al thriller, basculando entre ambos géneros con bastante armonía, aunque la parte de la búsqueda del criminal pierda fuerza frente a la empatía que produce en el espectador el viacrucis personal de sus roles centrales.

Basada en la novela homónima de Benito Olmo, La maniobra de la tortuga se mueve entre una atmósfera incómoda y malsana con la que Juan Miguel del Castillo quiere denunciar la violencia machista y sus daños colaterales, de los que no se salva nadie, independientemente de su género, profesión, edad o estatus. También las diferencias sociales enquistadas y el submundo lumpen aparecen en una película realizada con un empeño loable por construir estados emocionales y tensión creciente, apoyada en un reparto en el que, aparte de los intérpretes mencionados, destaca un plantel de secundarios bastante creíbles.

La maniobra de la tortuga es una coproducción entre las compañías españolas Áralan Films, A Contracorriente Films y La maniobra de la tortuga, A.I.E., y la argentina Aleph Media. De sus ventas internacionales se encarga Latido Films.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy