email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

SUNDANCE 2022 Midnight

Crítica: Cerdita

por 

- Carlota Pereda juega con el mito de Carrie, firmando el tipo de película que hará que no quieras ir de vacaciones a España en tu vida

Crítica: Cerdita

Muchos directores han traído este año a Sundance películas basadas o inspiradas en sus cortometrajes anteriores, desde Jim Archer (Brian and Charles [+lee también:
crítica
tráiler
ficha de la película
]
) a Francisca Alegria (La vaca que cantó una canción sobre el futuro [+lee también:
crítica
tráiler
ficha de la película
]
) y ahora Carlota Martínez Pereda. Es una decisión arriesgada hacer lo que funcionó tan bien en un formato corto, ya que podría parecer que la historia ha sido estirada hasta el límite, pero a Cerdita no le ocurre eso. Cerdita [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
es una revelación.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Una revelación molesta, sin duda, pero acierta donde muchas películas de terror fallan: te hace creer en todo lo que baja. El acoso incesante a Rosa (Laura Galán), en gran parte debido a su peso, la claustrofobia de una ciudad pequeña, unos padres que piensan que lo que dicen no duele porque es por el bien del otro. Y, cuando eso sucede, hay una matanza porque a veces pasa. Quedémonos dentro, escuchando canciones pop empoderadoras, ya que lo que hay fuera no merece la pena.

En realidad, Rose no sale mucho. Es difícil especificar cuándo se convirtió en el objetivo favorito de la ciudad, pero no tiene suerte con el grupo de los populares. Ella es más grande, su familia regenta una carnicería y su padre les dice a las chicas de su edad que ella misma disparó a esos deliciosos conejos (algo que no suma puntos si eres una adolescente). No parece feliz, se mordisquea el cabello y usa las redes sociales para lo que fueron creadas: hacerla sentir peor. Sin embargo, cuando decide atreverse, un bonito día de verano en la piscina se convierte en una pesadilla debido a que sus torturadoras habituales no tienen nada que hacer. Después, humillada y aterrada, vuelve a encontrarse con ellas, que son secuestradas por un hombre perturbado. Ella lo ve y él la ve. Pero como sus acosadoras se han convertido en víctimas, deja que se vayan.   

En ese momento, la película de Pereda se vuelve muy, muy interesante. No queda claro si Rosa permanece en riguroso silencio porque está asustada o porque se siente a gusto con lo que ha pasado. Para ella, debe ser un acto de justicia divina, una retribución que de otra manera no hubiera esperado —por perturbador que pueda ser ese pensamiento—, algo que hubiera deseado el resto de su vida. Pero no es el final de la historia. Cuando la madre de uno de sus “amigos” perdidos hace preguntas y otros encuentran el cadáver de un socorrista —al que ella no vio, mientras huía de las Chicas Malas—, Rosa se ve obligada a salir de ese estado.  

Es admirable que Peneda no se centre en hacer las cosas fáciles. Los actos de violencia no tendrán a nadie chocando los cinco con alegría y Rosa no es tan comprensiva. Según algunas religiones, la violencia vivida puede convertirte en un santo. Según informes policiales (o el excelente cortometraje All Inclusive, de Teemu Nikki), puede hacer que quieras golpear a las personas o, al menos, ver que son golpeadas. Rosa también necesita decidir quién quiere ser en este escenario y el hecho de que el asesino misterioso la ayudara de alguna manera, y que hasta pueda considerarla especial, la confunden todavía más. Es como leer uno de esos artículos sobre cómplices de asesinato, donde la repetición de la frase “la gente piensa que era un monstruo, pero conmigo era amable” lo dice todo.

En cualquier conversación relacionada con Cerdita, aparecen menciones a Carrie: otra vez, el cuerpo de una chica es tratado como su propio enemigo y una Galán con restos de sangre sirve como recordatorio de ese desafortunado cubo de sangre. Pero se sostiene (y rompe el corazón) por sí misma, un trabajo excepcionalmente habilidoso que prueba que hay una especie de revolución de géneros cinematográficos, con Julia Ducournau y Mimi Cave (con su revelador debut Fresh) como miembros principales. La sangre es opcional.  

Cerdita ha sido producida por Merry Colomer y David Atlan-Jackson para Morena Films, en coproducción con Backup Media Studio, Cerdita Aie. Charades gestiona las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy