email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

TURÍN 2021

Crítica: Il Muto di Gallura

por 

- La cinta del italiano Matteo Fresi es un western elegante, ambientado en Cerdeña en 1850, que explora una rivalidad familiar histórica, pero no alcanza a profundizar en las razones de tal locura

Crítica: Il Muto di Gallura
Andrea Arcangeli en Il Muto di Gallura

El protagonista de Il Muto di Gallura, de Matteo Fresi, es un antihéroe marginado y despiadado, sin nada que perder. La película, presentada en la competición del 39º Festival de Turín, surge de una leyenda del noreste de Cerdeña, que se remonta a una historia real, presentada de forma brillante en una novela histórica escrita por el sardo Enrico Costa y publicada en 1884, pocos años después de que ocurrieran estos hechos. La historia (tanto del libro como de la película) gira en torno a Sebastiano (Bastiano) Tansu, que se ve envuelto en la terrible disputa que estalla entre las familias Mamia y Vasa entre 1850 y 1856, que se extendió por la región de Aggius. El Renacimiento está en pleno apogeo, la unificación de Italia no tendrá lugar hasta dentro de 10 años, y el Reino de Cerdeña, gobernado por Carlos Alberto de Saboya, abarca Piamonte, Liguria, Niza y Saboya, así como la propia isla.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Sordo y mudo, vemos a Sebastiano (Andrea Arcangeli) en flashbacks durante las escenas iniciales de la película: en un mundo plagado de supersticiones, se le considera un engendro demoníaco al que no pueden salvar ni el exorcismo ni la magia. Sin embargo, su carácter gentil lo lleva a convertirse en una especie de mascota para varias familias en el pueblo de pastores donde vive. A medida que crece, va acumulando una furia contenida y aprende a disparar un mosquete con una precisión verdaderamente diabólica. Cuando estalla la guerra entre las dos familias, por razones totalmente fútiles, Sebastiano se convierte en un instrumento de muerte al servicio de Pietro Vasa (Marco Bullitta), una especie de animal perdido que deambula por los bosques de Gallura, materializándose para atacar y posteriormente huir de sus enemigos y de los soldados del rey.

La hermosa ceremonia inicial, en la que asistimos al compromiso de una boda que nunca tendrá lugar, revela inmediatamente el talento de Matteo Fresi como director en su primer largometraje. La dirección de fotografía de Gherardo Gossi logra capturar el paisaje espléndido y árido que rodea las ciudades de Aggius y Tempio Pausania, mientras que la edición de Valeria Sapienza, supervisada por Giogiò Franchini (que ha trabajado con cineastas como Jonathan Demme y Paolo Sorrentino, entre muchos otros), convierte la película en un western clásico y coherente, donde los tiroteos y las matanzas se suceden ininterrumpidamente, acompañados por la variada banda sonora de Paolo Baldini Dubfiles. La secuencia de asesinatos apenas deja espacio para la historia de amor imposible entre el joven protagonista y Gavina (Syama Rayner), la hermosa hija de un pastor local, antes de que se desarrolle el brutal epílogo de la película.

Fresi (que escribió el guion junto a Carlo Orlando), se centra principalmente en el estilo visual, compuesto por amplios planos de hombres a caballo recortados contra el sol, mientras que dirige a sus actores de una manera bastante mecánica, apoyándose en el rostro angelical y la mirada furiosa del protagonista para recrear una especie de historia épica oscura y profundamente arraigada. Sin embargo, la profundidad real de estas raíces, así como de las almas de los personajes, no se revela en ningún momento. Tampoco la mentalidad que lleva a estos hombres a matar de forma compulsiva, sin mostrar piedad ante niños o ancianas. Para los espectadores, puede resultar difícil comprender los códigos y las reglas no escritas, que trascienden la justicia y surgen de un feudalismo que abandonó estas tierras a la decadencia y la anarquía. El poder de las bandas locales se veía obstaculizado brutalmente por el poder de las clases dominantes, que gobernaban mal y no tenían ningún interés en el desarrollo social, optando por rediseñar los límites de las tierras para beneficiar a los ricos y poner fin a la propiedad gratuita, así como a la tradición centenaria de pastores y agricultores que se turnaban para trabajar la tierra.

Il Muto di Gallura es una producción de Fandango y RAI Cinema, con el apoyo de la Sardinia Film Commission Foundation. Fandango Distribuzione estrenará la película en cines italianos.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy