email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

GANTE 2021

Crítica: La Ruche

por 

- Christophe Hermans firma un primer largometraje de ficción sensible y obstinado sobre tres hermanas que cargan sobre sus espaldas la enfermedad mental de su madre

Crítica: La Ruche
Mara Taquin, Bonnie Duvauchelle, Ludivine Sagnier y Sophie Breyer en La Ruche

En La Ruche [+lee también:
entrevista: Christophe Hermans
ficha de la película
]
, estrenada la semana pasada en la Fiesta del Cine de Roma y esta semana en el Festival de Gante, Christophe Hermans presenta un primer largometraje de ficción sensible y embriagador sobre tres hermanas que cargan sobre sus espaldas frágiles pero resueltas la enfermedad mental de su madre y sus recaídas.  

Alice vive con sus tres hijas en un pequeño nido, un verdadero gineceo donde los hombres se han ausentado para siempre, un espacio íntimo y de confianza, donde los secretos están bien guardados. Quizás demasiado.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Alice es bipolar y sus recaídas, cada vez más frecuentes, pesan mucho sobre sus hijas, empezando por Marion, la mayor, que, a pesar de ella, se encuentra a cargo de toda la familia. Vive en un constante conflicto de lealtad, dividida entre la fidelidad total que le profesa a su madre, y una sororidad contradictoria hacia sus hermanas, de la que preferiría liberarse. 

Si Claire, la mediana, representa la rebeldía, y Louise, la menor, la despreocupación y la fusión, Marion representa el sacrificio. Un sacrificio que parece inevitable, y la persigue hasta en sus deseos de irse a otro lugar, como Brasil, a donde sueña y pretende llegar, una partida que su madre boicoteará, apropiándose de ella y reduciendo a nada sus deseos de independencia.

Este universo femenino a puerta cerrada pone en escena a una mujer cuya enfermedad le impide ser ella misma, estar entera, y que, de forma indirecta, incapacita a sus hijas. La colmena, el apartamento de cortinas cerradas guarda el secreto, el pacto de silencio entre las abejas y su reina, que fuerza su emancipación.

Cuando los padres ya no tienen la capacidad de poner límites, ¿cómo tomar la libertad? La relación padre/hijos se invierte, y ellos se construyen sobre las ruinas de la presencia deficiente de sus padres. Un edificio inestable que sólo el amor mantiene de una sola pieza.  

En este universo tranquilo, acompañado de unas imágenes delicadas y tranquilas, las tensiones aumentan y los sueños explotan para Marion. La presencia de Alice es una amenaza para sus hijas, mientras su ausencia causa dolor. El cineasta opta por concentrar la historia en este apartamento cuya la atmósfera, que al principio transmite mucha complicidad, se vuelve cada vez más agobiante.

Trabajó ese aspecto para poner en escena a una familia más real que natural, interpretada con gran veracidad y sinceridad por cuatro actrices sin artificios, que llegan a la verdad.

Ludivine Sagnier interpreta el papel de esta mujer deteriorada por la enfermedad, entre crisis maníacas y momentos de sinceridad pura. Sophie Breyer, que lidera tanto la familia como la historia, deja entrever una coraza a prueba de los sueños de libertad que alberga. Mara Taquin, firme y decidida, encarna la rebeldía, la que sale y levanta el vuelo, aunque eso signifique quemar las alas. Bonnie Duvauchelle interpreta a una adolescente que está dejando atrás la infancia, y que todavía se encuentra en la etapa de la fusión y el amor incondicional.  

La Ruche ha sido producida por Frakas Productions (Bélgica), y coproducida por Avenue B Productions (Francia). Reel Suspects gestiona las ventas internacionales. La película se estrenará la próxima primavera en Bélgica, distribuida por O’Brother Distribution.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy