email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

VENECIA 2021 Orizzonti

Crítica: Rhino

por 

- VENECIA 2021: La nueva película de Oleh Sentsov, tras su título del año pasado, Numbers, es una buena combinación entre película de gángsters y drama

Crítica: Rhino

En su nueva película, Rhino [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
, el cineasta ucraniano Oleh Sentsov, que estuvo encarcelado durante años por el gobierno ruso, habla sobre otro tipo de encierro. Su obra anterior, Numbers [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Oleg Sentsov
ficha de la película
]
, presentada en la Berlinale en 2020, estaba ambientada en un escenario teatral metafórico, y también trataba sobre la opresión. Por su parte, Rhino, que ha tenido su estreno mundial en la sección Orizzonti del Festival de Venecia, se acerca más a la realidad y sus bajos fondos. Podríamos estar ante otra simple historia de mafiosos, si no fuera por la poética dirección de fotografía que presenta la primera parte de la película, la sólida interpretación del debutante Serhii Filimonov y la decisión del director de contextualizar la vida de Rhino en medio de los cambios sociales y políticos que se produjeron en los años 80 y 90 en el Bloque Comunista, que incluía a Ucrania, entre muchos otros países. Su atractiva narrativa y la complejidad de su mundo convierten la obra en un visionado interesante, pero estos elementos también nos permiten comprender la psique del “Homo Sovieticus” convertido en “Homo Capitalisticus”.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Rhino comienza en la década de 1980, cuando la Unión Soviética estaba siendo desmantelada, pero aún ejercía cierto control sobre la vida de sus ciudadanos. Conocemos a Rhino, cuyo nombre real es Vova (un diminutivo de Vladimir, muy popular entre los hombres rusos en posiciones de poder durante el último siglo), cuando es un niño, mientras es acosado por sus compañeros. Por accidente, le saca un ojo a otro chico, lo que posteriormente se convertirá en su respuesta a muchas de sus experiencias vitales: ojo por ojo, diente por diente. Vova vuelve a casa, donde, a través de un plano maestro poético e impresionante (resaltado a través de la posproducción), que recuerda a Nostalgia de Tarkovsky, se relatan los primeros años de su vida.

Rhino crece en una familia modesta: su padre pasa la mayor parte de la vida de Vova en prisión, su hermano mayor está destinado en Afganistán, su hermana se casa siendo muy joven y siempre hay demasiado vodka alrededor. Cuando la perestroika se impone en la Unión Soviética, el llamado capitalismo salvaje se apodera de las calles de la pequeña ciudad de Vova, mientras que su personalidad de mafioso, Rhino, se convierte en una metáfora de este "nuevo orden". Él y su banda de matones comienzan a vagar por las calles, cobrando deudas y trabajando para el capo de la mafia local. No obstante, a pesar de todos los crímenes que comete, Rhino esconde un alma tranquila y eslava, y se confiesa profusamente ante un hombre misterioso en un coche. Este elemento de la película es un poco problemático, pero le sirve al director para mostrar la parte humana de Rhino y presentarlo tanto como un beneficiario como una víctima de esta nueva era. Aunque, ¿acaso no lo somos todos?

Rhino es una producción de las ucranianas Arthouse Traffic y Cry Cinema, coproducida por la polaca Apple Film Production y la firma alemana ma.ja.de Fiction. WestEnd Films se ocupa de las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy