email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

VENECIA 2021 Competición

Crítica: Il buco

por 

- VENECIA 2021: Michelangelo Frammartino se acerca a la respiración y a los latidos de los espacios que explora a través de la historia de un grupo de jóvenes espeleólogos en una gruta calabresa en 1961

Crítica: Il buco

Si el mito de la caverna de Platón se aplica al cine, hacer una película sobre la exploración de una cueva muy profunda sería como descender al corazón del séptimo arte, llevar la luz a la oscuridad de un mundo desconocido, proyectando largas sombras. El espeleólogo Andrea Gobetti escribió: "Nos arrastramos hasta las entrañas de la tierra para escapar de la ansiedad por el paso del tiempo". Algo muy parecido a pasar dos horas en una habitación oscura viendo una película. Siendo totalmente consciente de este hecho, Michelangelo Frammartino ha presentado Il Buco [+lee también:
tráiler
entrevista: Michelangelo Frammartino
ficha de la película
]
en la competición oficial del 78º Festival de Venecia. En esta obra, un grupo de jóvenes espeleólogos piamonteses descienden a las profundidades del Pollino, un sistema montañoso ubicado entre Calabria y Basilicata, en el Abismo de Bifurto. Lo que descubren allí es, en aquel momento, la tercera cueva más profunda del planeta.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

No se trata de un documental, sino de la recreación de un evento ocurrido en Italia en 1961. El director de Milán dotó a 12 jóvenes espeleólogos, seleccionados durante un proceso de casting de un año y medio por toda Italia, con equipos de hace 60 años y los filmó mientras repetían la hazaña de sus predecesores a lo largo de los 700 metros que mide la estrecha fractura en el suelo. Una de las cosas que más llama la atención desde el primer plano es la impresionante fotografía, que presenta una naturaleza virgen dominada por el verde, salpicado por los colores del ganado pastando y los tonos cálidos y húmedos de la cueva. El responsable de esta magia es el director de fotografía suizo Renato Berta (que a sus 76 años ha trabajado con maestros como Godard, Resnais, Rohmer, Rivette, Malle, Téchiné, Huillet-Straub y De Oliveira). Las cuevas permanecen totalmente fuera de campo, como una oscuridad que se muestra hostil ante la cámara, como apuntó el propio Frammartino en una reunión con la prensa al finalizar el rodaje. Sin embargo, "lo que está fuera de plano, lo invisible, representa la 'sustancia' más profunda".

Con el objetivo de resaltar el aspecto sociológico de la brecha Norte-Sur, el director muestra el boom económico de los años 60 a través de imágenes del edificio más alto de Europa: la Torre Pirelli recién construida en Milán, que los habitantes del pueblo calabrés próximo a la grieta observan a través de un televisor en blanco y negro en el bar. Esta conquista del ser humano refleja a la perfección el abismo creado por la naturaleza. Los gestos pausados y las llamadas al rebaño de un anciano pastor de ojos azules contrastan con la empresa de los 12 espeleólogos. El granjero aparece retratado en primer plano, mientras que los exploradores siempre se ven a lo lejos, observados desde un punto de vista elevado, como a través de una mirada imparcial. Los diálogos son ininteligibles (al igual que en su película anterior), grabados por el micrófono de  Simone Paolo Olivero de forma naturalista, logrando que el conjunto genere una sensación de suspensión absoluta.

En su tercera película tras Il Dono [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
(presentada en Locarno) y Le quattro volte [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Michelangelo Frammartino
entrevista: Savina Neirotti
ficha de la película
]
(ganadora del sello Europa Cinemas en la Quincena de los Realizadores de Cannes), Frammartino vuelve a filmar en la Calabria de sus padres. Il buco, una obra que nace de su encuentro con el territorio de Pollino, y más concretamente con el espeleólogo Nino Larocca, supone una reafirmación de esa forma de entender el séptimo arte llamada "cine contemplativo" o cine de la realidad, que captura el aliento y el ritmo del espacio que explora, a través de una narrativa no dramática.

Il buco es una producción de Doppio Nodo Double Bind con Rai Cinema, coproducida por Société Parisienne de Production (Francia) y Essential Filmproduktion (Alemania). Coproduction Office se encarga de las ventas internacionales, mientras que Lucky Red se ocupa de la distribución en Italia.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy