email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

KARLOVY VARY 2021 East of the West

Crítica: Two Ships

por 

- La película de Jan Foukal, basada en un libro de poemas, es una historia de amor repleta de canciones pero no de mucho sentimiento

Crítica: Two Ships
Martin E. Kyšperský y Eliška Křenková en Two Ships

Visto que Jan Foukal es más conocido en el mundo de la música por su pseudónimo Johannes Benz, no es ninguna sorpresa que la música tenga un papel tan importante en Two Ships [+lee también:
tráiler
entrevista: Jan Foukal
ficha de la película
]
, su primera película narrativa como director, que participa en la sección East of the West del Festival de Cine de Karlovy Vary. Foukal había rodado con anterioridad un documental, Amerika, que ya había competido en el mismo evento en la ciudad balneario checa en 2015. Aquel trabajo se centraba en el fenómeno de la vida en la indigencia y describía el día a día de personas que rechazaban la vorágine de la vida contemporánea en pos de la búsqueda de la libertad, independientemente del significado de esa palabra para ellos. En Two Ships, los personajes pasan por unas vivencias que nada tienen que ver con aquella otra obra. Se encuentran estancados en la vida moderna y por momentos se sienten casi como en una cárcel que se cobra un peaje mental y físico. El realizador describe Two Ships como una historia de amor, pero eso es como decir que las peleas urbanas a puñetazos son un deporte.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Este romance entre una persona que se dedica a la psicología y una que se dedica a la música tiene su inspiración en un conjunto de poemas titulado Two Ships, obra de Alena Černá, fallecida en 2017, y Martin E Kyšperský, un músico de Kvēty. Los poemas se basan en los recuerdos y vivencias personales de Kyšperský, un recorrido vital que se acentúa en este caso por la decisión de dar a Kyšperský el papel de Martin. Le da la réplica Eliška Křenková, que interpreta a la psicóloga Eliška y que abre la película con un saludo, “Ciao”, rompiendo así en un principio la cuarta pared. A continuación sale de un coche y cruza las vías del tren. Se nos pone el corazón en un puño, pero no hay razón para tener miedo, ya que Eliška simplemente se dirige a una fiesta de cumpleaños en una zona abandonada de la estación de trenes de Brno. La psicóloga tiene una misión: invitar al cantante Martin a entregar un premio durante una charla.

Las diferencias físicas entre Eliška y Martin tienen algo que engancha: él es alto y tirando a feo, mientras que ella parece una hermosa hada. Cuando los vemos uno al lado del otro, la diferencia de altura simboliza la distancia emocional entre ellos, incluso cuando se enamoran. Parecen hacer buena pareja, pero no son en absoluto la pareja perfecta. De hecho son lo contrario de lo que uno se espera de una historia de amor, tanto que a veces cuesta creérsela, si bien esta sensación es vital porque refleja el estado de Eliška, que sufre una enfermedad crónica. Hay muchos momentos incómodos y no pocos saltos. Martin invita a una chica a ver una película con ellos y eso hace que Eliška estalle, pero no somos testigos de una escena de conversación entre ellos antes de volver a verlos juntos. Martin es hombre de pocas palabras, así que Eliška se ve obligada a encontrar las verdades en las letras de sus canciones. Su afecto por ella resulta evidente cuando sopesa la idea de que Eliška se una al grupo, si bien no sabe cantar. Resulta desconcertante y frustrante presenciar una relación que parece abocada al fracaso. No es una pareja fácil de ver, y apenas parece que haya atracción entre ellos.

Es lánguida, pero aquellos a los que la falta de entusiasmo de la pareja protagonista no los haya hecho desconectar, presenciarán un final que compensa la primera escena, y todo gracias a la perseverancia. Es una película que engancha, como escuchar una canción triste, y el sentimiento de melancolía lo inunda todo. Two Ships es una historia de amor para aquellos que no están convencidos de que el amor lo puede todo y para quien crea que una pareja no es más que dos personas cuyos caminos todavía no se han bifurcado.

Two Ships es una producción checa y noruega que cuenta con el apoyo de Film Kolektiv y con la coproducción de Storm Films.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés por Marcos Randulfe)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy