email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

LOCARNO 2021 Competición

Crítica: Luzifer

por 

- El nuevo largo del director austriaco Peter Brunner, inspirado en hechos reales, se sumerge en un mundo en el que se enlazan de manera inextricable misticismo y redención

Crítica: Luzifer
Franz Rogowski y Susanne Jensen en Luzifer

Tras darse a conocer a nivel internacional con una serie de trabajos exigentes (My Blind Heart [+lee también:
tráiler
entrevista: Peter Brunner
ficha de la película
]
en 2013, Those Who Fall Have Wings [+lee también:
tráiler
entrevista: Peter Brunner
ficha de la película
]
en 2015 y To The Night [+lee también:
tráiler
entrevista: Peter Brunner, Eleonore He…
ficha de la película
]
en 2018), que fueron seleccionados en prestigiosos festivales como Slamdance, el Festival de Róterdam o Karlovy Vary, el director vienés Peter Brunner ha presentado Luzifer [+lee también:
tráiler
entrevista: Peter Brunner
ficha de la película
]
en la Competición Internacional del Festival de Locarno. La cinta, producida por Ulrich Seidl, nos invita a un viaje angustioso pero estimulante a las mentes de personajes que han convertido su condición de marginados en su verdadera fuerza.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Basada en una historia real sobre un exorcismo, Luzifer se centra en dos personajes: un joven hipersensible llamado Johannes (interpretado de forma brillante por el bailarín y actor Franz Rogowski), que no ha perdido su inocencia infantil, y su devota madre, una exalcohólica y drogadicta que lucha contra sus adicciones en medio de una naturaleza que la calma y la protege. La única compañía que le ofrece a Johannes una alternativa a la estrecha relación que tiene con su madre es su águila. La vida de estos dos ermitaños modernos se apoya en oraciones y rituales ancestrales, de los que solo ellos conocen el verdadero significado. Sin embargo, unos objetos extraños (drones), que provienen de una civilización invasiva e implacable, comienzan a mancillar su mundo, compuesto por naturaleza y prácticas misteriosas. El místico paraíso alpino en el que viven Johannes y su madre se ve amenazado por un proyecto arquitectónico que transformaría su mundo en un destino turístico masificado. Afortunadamente, una fuerza ancestral ambigua parece surgir de repente para proteger la montaña, que le pertenece por derecho.

¿Quién es Luzifer? ¿Qué es esta fuerza brutal pero protectora que se libera al ser atacada? ¿Es posible que Luzifer sea la otra cara de la moneda del progreso, que no sabe qué hacer con la inocencia y el misticismo? Con su último largometraje, Peter Brunner parece querer recordarnos que, a pesar de que nuestra sociedad nos conduce hacia un pragmatismo próximo al cinismo, el misticismo desconcertante y revolucionario de la naturaleza puede devolvernos a nuestro estado salvaje, inmaculado y precivilizado. Todo el mundo es libre de interpretar esta fuerza de corrupción y redención como prefieran. Lo realmente importante es enfrentarse a ella, dotarla de una cara para liberarla de la etiqueta que la representa como algo totalmente negativo. La madre de Johannes ha construido su propio paraíso personal, que defiende ferozmente contra la fuerza maligna que representa el capitalismo: hombres sin escrúpulos que quieren convertir la montaña en un parque de atracciones para gente rica.

El majestuoso paisaje que retrata la película de Brunner (acompañado de una música misteriosa compuesta por Tim Hacker) logra traducir en imágenes los mundos internos de los protagonistas, la ansiedad y el éxtasis de estos seres que han decidido volver a sus raíces, a un mundo donde solo la naturaleza dicta las reglas, y que recuerda a las atmósferas extremas y poderosas del libro de culto de Nick Cave, Y el asno vio al ángel. La naturaleza se convierte en una especie de divinidad, capaz de purificar las almas de los pecadores inconscientes, víctimas de una sociedad que los ha convertido en marionetas, despojándolos de su libre albedrío. La naturaleza y la cultura se enfrentan en una batalla constante por la supervivencia.

El reparto, que combina actores profesionales y no profesionales, aporta a la película una capa extra de realismo y poesía. Susanne Jensen resulta especialmente conmovedora como una pastora y superviviente de abusos, que se enfrenta con valentía a su pasado gracias al complejo e intenso papel de la madre de Johannes. “Mi objetivo es traducir los estados mentales a través de una experiencia cinematográfica pura”, afirma Brunner, como si quisiera recordarnos que el cine también trata sobre la magia y el misterio; una forma de arte que se inspira y se desarrolla a través de la complejidad humana. Luzifer es una película extrema y exigente (en ocasiones insoportable), que obliga al espectador a enfrentarse a su indescriptible fragilidad.

Luzifer es una producción de Ulrich Seidl Filmproduktion (Austria) vendida por Film Republic.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy