email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

LOCARNO 2021 Competición

Crítica: I giganti

por 

- El director sardo Bonifacio Angius regresa al Festival de Locarno para presentar un largometraje desconcertante, un retrato cómico y decadente de una masculinidad que está a punto de implosionar

Crítica: I giganti
Bonifacio Angius y Michele Manca en I giganti

Siete años después del éxito de Perfidia [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
, el director italiano Bonifacio Angius ha vuelto a ser seleccionado para el Festival de Locarno, en la Competición Internacional, donde presenta su nuevo largometraje, I giganti [+lee también:
tráiler
entrevista: Bonifacio Angius
ficha de la película
]
, surrealista e independiente, y que él mismo ha escrito, dirigido, fotografiado, editado y producido. Lo que distingue a este nuevo trabajo es la libertad con la que cuenta la historia, llena de violencia e indignación, pero también ternura, fragilidad, ironía y humor negro. I giganti es una película intensa y perturbadora que explora las consecuencias de querer (o tener) que pertenecer al grupo masculino hegemónico, de tener que renunciar a tu propia fragilidad en nombre de unos privilegios que, de lo contrario, estarían fuera de tu alcance. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Una reunión entre viejos amigos que comparten una pasión excesiva por los paraísos artificiales, una deteriorada villa perdida en medio del campo, y una insaciable sed por vivir en el presente y olvidar por un momento las heridas de un pasado que llevan como una cruz sobre sus hombros: este, en resumen, es el universo de I giganti. Este variado grupo de amigos decide pasar lo que puede ser su última noche juntos en una atmósfera de hedonismo desenfrenado: drogas, alcohol y discusiones pseudo filosóficas de un oscuro estilo nietzscheano; una noche que recuerda al mundo ampuloso de La gran comilona, de Marco Ferreri (otro director que hizo de la masculinidad hegemónica su objetivo principal) y al agudo ingenio de Aki Kaurismäki; una noche en la que veremos caer las máscaras para mostrar las verdaderas caras (o muecas) y mundos internos libres de las restricciones de una sociedad que valora a los hombres por encima de todo, hombres reales que son intocables y fríos como el hielo. I giganti puede ser descrita como una oda a la impotencia; una impotencia más social que sexual, y que lleva a los personajes a revelar sus propias heridas y debilidades, por primera y última vez; impotencia que se convierte en una fuerza destructiva pero también catártica, que ya no se considera un defecto que debe ser curado con excesivas dosis de pastillas azules. Con I giganti, Bonifacio Angius parece querer enfrentarnos a una masculinidad al borde de la extinción, víctima de sus tristes privilegios.  

Los cinco personajes de la película, interpretados con placer y realismo por un reparto de actores de gran calibre (Stefano Deffenu, Riccardo Bombagi, los hermanos Michele y Stefano Manca [alias Pino e gli Anticorpi] y el propio director), tienen cada uno su manera de ver la vida: ignorarla después de una primera decepción amorosa, enfrentarla con altos niveles de ira, entregarse a su lado artificial, pensar demasiado en ella, o, por el contrario, aceptar sus defectos. Lo que une a los cinco amigos, a pesar de sus diferencias (y de la dependencia a las drogas), es su incapacidad de encontrar una vía de escape o algún tipo de atajo que les permita escapar del círculo vicioso del egoísmo y la masculinidad tóxica. Encerrados en una villa que parece encarcelarlos en sus propios delirios alucinatorios, nuestros cinco antihéroes ya no son capaces (quizás nunca lo han sido) de traducir su ansiedad en palabras. En lugar de eso, se han convertido en víctimas de ella, cuerpos consumidos poco a poco por el peso de las emociones que arden en su interior como un fuego sagrado. A pesar de los desvaríos filosóficos que a menudo parecen pretenciosos, I giganti es una película que revela con valentía el lado oscuro de unos gigantes convertidos en monstruos por la sociedad. 

I giganti ha sido producida por Il Monello Film (Italia). Coccinelle Film Sales gestiona las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy