email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CANNES 2021 Fuera de competición

Crítica: Aline

por 

- CANNES 2021: Valérie Lemercier se inspira libremente en la vida de Céline Dion para firmar un biopic comercial pero original centrado en el destino y la vida privada de la artista

Crítica: Aline
Valérie Lemercier en Aline

“Yo no soy más que una cantante popular. No soy más que una mujer normal”. Cuando Valérie Lemercier, conocida por sus comedias disparatadas, dijo que se lanzaba a dirigir un biopic sobre la estrella mundial de la canción Céline Dion y que ella misma interpretaría el papel principal, dejó a todos perplejos. Pero no había de qué preocuparse, pues Aline [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
, presentada en competición en el 74º Festival de Cannes, resultó ser una grata sorpresa: la película tira con habilidad de la trampa de la hagiografía adaptando libremente la vida de la cantante quebequesa y reconstruyendo la trayectoria de Aline Dieu para reinventar a la mujer detrás del icono Céline Dion.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Todo empieza en una familia fuera de normal, compuesta por 14 hermanos, donde Aline (nacida en 1968) es la menor y cuyos miembros conforman la orquesta Dieu, que se presenta en los escenarios y de la que la benjamina se convierte rápidamente en una mascota muy demandada, gracias a su espléndida voz. A los 12 años (después de un envío de demos por correo), es seleccionada por el productor Guy-Claude (Sylvain Marcel), que moldeará el “diamante en bruto”, con la supervisión de su madre (Danielle Fichaud). Primera grabación en un estudio, primera aparición en la televisión (“no debes parecer pretenciosa”), doble disco de oro, concierto en París (“las canciones son el 45 % del show, hay que hacerlos soñar”); después, pasamos a una nueva etapa: una larga pausa repleta de clases de inglés y de baile disco, de dentista y del objetivo de “dejar de cantar canciones de niña pequeña”.

A los 17 años, la joven anuncia su objetivo (“me gustaría ser una estrella internacional”) y cambia de look, pero también “se enamora”. El afortunado (que no preguntó ni hizo nada) es Guy-Claude, que se gana una bronca de la madre de Aline (“tú has traicionado mi confianza; los fans, la prensa, el público no quieren al viejo y a la niña pequeña”). Pero los sentimientos de Aline terminan en matrimonio. Sin embargo, la fama no borra todos los problemas y durante años, mientras su carrera despega hasta llegar al Óscar con Titanic, Aline intenta desesperadamente tener un hijo. Se produce el milagro: primero llega un bebé y, más tarde, gemelos. La cantante se organiza una vida profesional agotadora en Las Vegas para poder conciliarla con una presencia reducida pero cotidiana en la familia. Pero el drama sobreviene con el fallecimiento de Guy-Claude…

Aline, que reconstruye esta trayectoria realista y digna de un cuento de hadas, inyecta una buena dosis de humor y expone los sacrificios que una artista debe hacer para concretar su ambición (por ejemplo, pasar tres meses sin hablar para cuidar su voz, seriamente amenazada). La interpretación de la directora en el papel principal es digna de elogios, sobre todo porque también interpreta (gracias a los efectos especiales) el personaje de la niña pequeña y porque nunca busca imitar de forma mecánica a su modelo, creando su propia Aline. La película, con elipsis temporales bien ordenadas, al final es lo que quería ser: una obra popular sobre una mujer simple pero dotada de un don extraordinario, una historia romántica y una energía positiva más allá de las dificultades universales de la vida.  

Aline ha sido producida por Rectangle Productions y por Gaumont (que también gestiona las ventas internacionales) y coproducida por TF1 Studio Production, De l’Huile, la belga Belga Fims y la canadiense Caramel Films.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy