email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PELÍCULAS / CRÍTICAS Francia

Crítica: Teddy

por 

- Anthony Bajon está excelente en el excéntrico y logrado segundo largometraje de Ludovic y Zoran Boukherma, una cinta sobre hombres lobo que recibió la etiqueta de Cannes 2020 y premios en Sitges

Crítica: Teddy
Anthony Bajon en Teddy

Pertenecen a la generación de jóvenes cineastas franceses que se atreven a dinamitar las fronteras entre los géneros, a mezclar exploración social y película fantástica, a ambientar sus tramas en zonas olvidadas por la gran pantalla como el periurbano o la ruralidad. Después de la memorable Willy 1er [+lee también:
crítica
tráiler
ficha de la película
]
(descubierta en el ACID de Cannes 2019), que dirigieron junto a Marielle Gautier y Hugo P. Thomas, los hermanos Ludovic y Zoran Boukherma siguen su propio camino y se podría decir que no les falta nervio y que el resultado vale el esfuerzo, prueba de ello es el sorprendente licántropo de su segundo largometraje, Teddy [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
, que el año pasado recibió la etiqueta Selección Oficial del Festival de Cannes, premio de la Crítica en Sitges y en el Cinemed de Montpellier, premio del Jurado en Gérardmer y el Gran Premio de la competición francesa del Festival de Cine Independiente de Burdeos. El 30 de junio llega a los cines franceses, distribuida por The Jokers.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

“Me levanté así. No sé lo que pasó, pero no me siento muy bien”. Teddy (el gran Anthony Bajon) es un joven bastante inquieto y provocador en el contexto del tranquilo suburbio de viviendas unifamiliares en el que vive, escondido en medio del campo. Con su pelo rapado y sus camisetas negras con imágenes de dragones, desentona en su entorno; lata de cerveza en mano, comete algunos ultrajes rebeldes aquí y allá, mientras lleva una vida “normal” con un trabajo en un salón de masajes (regentado por Noémie Lvovsky) y acostándose con su novia. Pero todo cambia durante una incursión nocturna en el bosque de la que sale con la espalda ensangrentada (“yo no vi nada, estaba oscuro”). Al mismo tiempo, los gendarmes descubren cadáveres de ovejas en la región. Y el cuerpo de Teddy comienza a sufrir extraños cambios. Se está convirtiendo en un licántropo y lo invaden los impulsos de caza. Esta apacible aldea no sabe lo que le espera…

Bajo su apariencia “caricaturesca” y lúdica de peripecias de suspenso y de acción sanguinolentas ligadas a la toma de conciencia progresiva del protagonista de su identidad de “monstruo”, Teddy disimula una película sobre la diferencia. Un tema perfectamente tratado a través de grandes contrastes visuales y narrativos, puestos en escena por los hermanos Boukherma, que esbozan un cuadro muy realista de esta Francia profunda de pobreza social e intelectual donde la ausencia de perspectivas hace estallar a la juventud. Una doble lectura para una cinta que también puede verse como una película de género divertida y sarcástica. Un largometraje que nos hace esperar con impaciencia la próxima película de los Boukherma, L’année du requin, que se grabará este verano.  

Teddy ha sido producida por Baxter Films y Les Films Velvet. WTFilms gestiona las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy