email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PELÍCULAS / CRÍTICAS Italia

Crítica: Security

por 

- La adaptación italiana de la novela del estadounidense Stephen Amidon, dirigida por el británico Peter Chelsom, es una cinta dramática travestida de thriller, pero sin sorpresas

Crítica: Security
Marco D’Amore en Security

El director británico Peter Chelsom, de 65 años, se dio a conocer por primera vez en 1991 gracias a la brillante comedia romántica Algún día te encontraré, seguida por una serie de películas que tuvieron diversos grados de éxito. Completan su filmografía las recientes Hector y el secreto de la felicidad [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
, la producción estadounidense Un espacio entre nosotros y la obra colectiva Berlin, I Love You, todas ellas relativamente maltratadas por la prensa e ignoradas por el gran público. Ahora, Chelsom prueba suerte con la adaptación italiana de uno de los libros del autor estadounidense Stephen Amidon. Security [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
es una producción de Sky Original, con un reparto compuesto por actores consagrados y algunas caras nuevas. El director de Lancashire, que también tiene pasaporte estadounidense, así como la ciudadanía honoraria de un pueblo de la Toscana, traslada una historia de sospechas e histeria sexual desde los privilegiados y tranquilos suburbios de Stoneleigh, en Massachusetts, hasta el rico e “intolerante” Forte dei Marmi, un destino turístico de la Toscana, célebre por la cantidad de familias de aristócratas y nuevos ricos del norte de Italia que se instalan allí en verano.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
series serie

“Un sofisticado resort de postal donde todo está perfectamente escenificado”, así lo describe la voz en off del protagonista, Roberto Santini, interpretado por Marco D’Amore (el popular Ciro de la serie Gomorra), durante la primera escena de la película. Roberto es el responsable de seguridad de las villas, que están protegidas por un sofisticado sistema de videovigilancia, controlado por el protagonista a través de su ordenador y tablet de última generación. Las imágenes de baja resolución registradas por este sistema de vídeo se convierten en el foco visual de la película, pero el director no sobreexplota la estética del circuito cerrado, que ya ha sido explorada en el mundo del cine alternativo y recientemente absorbida por la narrativa de Hollywood, cada vez más fascinada por “la retórica de la vigilancia”. Más que reflexionar sobre los sistemas de control que operan actualmente en las sociedades modernas, Chelsom utiliza sus cámaras con una mirada voyeurista, alimentada por un tipo de sexualidad retorcida.

Aunque se presenta como un thriller, Security es en realidad un drama psicológico sobre la paranoia social de las clases medias que construyen muros a su alrededor, y sobre la relación distorsionada entre adultos y jóvenes en la opulenta sociedad occidental. Los que busquen crímenes espectaculares y grandes giros de guion no los encontrarán en esta historia, que carece de grandes sorpresas y que se centra en la violencia que sufre una joven estudiante del barrio, María (Beatrice Grannò), durante una noche de invierno, en las inmediaciones de la casa de uno de los residentes más ricos de Forte dei Marmi, Curzio Pilati (un histriónico Fabrizio Bentivoglio). Curiosamente (o de forma inteligente), Bentivoglio tiene un papel decisivo pero ambiguo, al igual que en El capital humano [+lee también:
tráiler
entrevista: Paolo Virzì
ficha de la película
]
, basada también en una de las novelas más exitosas de Amidon. Los paralelismos entre esta película y la cinta de Paolo Virzì son evidentes, y todo lo que podemos decir es que el director italiano hizo un mejor trabajo a la hora de manejar la sátira inherente a la representación italiana de la vida suburbana estadounidense durante la década de 1990, a través del “ojo agudo y las observaciones ácidas” de Amidon (en palabras de Jonathan Yardley en el Washington Post).

Escrita por el propio director junto a Tinker Lindsay, Silvio Muccino, Michele Pellegrini y Amina Grenci (basándose en una historia escrita por Chelsom, Umberto Contarello y Sara Mosetti), el guion de Security rezuma la misma intención moralizante que el libro, que algunos también atribuyen a El capital humano, con sus (excesivamente) numerosos personajes perfectamente divididos en buenos y malos: el protagonista, el padre de la chica maltratada (Tommaso Ragno), el maestro manipulador (Silvio Muccino), la esposa ambiciosa y cínica de Santini (Maya Sansa), que también es una candidata a la alcaldía de derechas y anti-inmigración, su hija adolescente, Ángela (Ludovica Martino), y el joven Darío (Giulio Pranno).

Producida por Indiana ProductionVision Distribution, la película ya está disponible en Sky Cinema y Now.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy