email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

DOK.FEST MUNICH 2021

Crítica: He’s My Brother

por 

- El conmovedor documental de Cille Hannibal y Christine Hanberg se centra en el complejo mundo de un hombre sordociego de 30 años

Crítica: He’s My Brother

“Es difícil entender a ambos lados y lo que quiere cada uno”, le dice Jonna Hanberg a su hija Christine en medio de una conversación intensa mientras conduce. Jonna es la madre de Peter, un hombre de 30 años que nació sordo y ciego, lo que le impide llevar una vida normal e independiente, afectando profundamente a aquellos que lo rodean. Estos problemas de comprensión, así como los enormes esfuerzos que hace toda la familia por actuar constantemente como los “ojos” y “oídos” de Peter, son el núcleo del nuevo documental de Cille Hannibal, He’s My Brother, codirigido por la propia Christine. La película, que recibió una mención especial en la sección Nordic:Dox Award del CPH:DOX, forma parte ahora de la competición oficial del Dok.fest Munich.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

He’s My Brother ofrece una experiencia de visionado realmente emotiva, de principio a fin. Llegamos a descubrir que la discapacidad de Peter es extremadamente rara (recientemente, también ha sido diagnosticado con un tipo de autismo), y solo hay otras tres personas en Escandinavia con la misma condición. Necesita ayuda constante, y sus únicos sentidos funcionales son el olfato, el gusto y el tacto. Por lo tanto, la comunicación táctil se vuelve imprescindible para llevar a cabo cualquier tipo de actividad, pero hay un problema añadido: unas instalaciones especializadas que ayudaban a la familia a cuidar de Peter se vieron obligadas a cerrar cinco años antes a causa de una “reestructuración”, dejando el destino del joven en manos de su familia.

La fuerza de la película emerge con gran intensidad, ya que en muchas secuencias percibimos lo problemática que es la situación para todos los involucrados. Por un lado, vemos a un hombre que no puede comunicarse, que desarrolla comportamientos agresivos como mecanismo de autodefensa y que se siente atrapado en una jaula (una experiencia que el espectador apenas puede imaginar, aunque la película logra transmitir una fracción de lo dramático que resulta). Por otra parte, los miembros de su familia tratan de darle todo el amor y cuidados que necesita, pero tampoco pueden vivir libremente. A pesar de estar inmersos en un presente difícil, Jonna y Jørgen (el padre de Peter y Christine) se muestran mucho más preocupados por el futuro, preguntándose quién se hará cargo de Peter cuando ellos ya no estén. Christine podría convertirse en la tutora de su hermano, pero es consciente del desafío que esto implicaría. El principal conflicto del documental, que gira en torno a la pregunta "¿Cómo pueden los cuatro llevar una vida digna?", se explora a través de un trabajo de cámara íntimo y varios extractos de cintas de vídeo familiares de los Hanberg, que muestran a un joven Peter descubriendo el mundo y el amor de sus seres queridos, tocando, abrazando y quedándose dormido sobre el vientre de su madre. He’s My Brother es un retrato cuidadoso de una familia cuya tranquilidad ha estado pendiendo de un hilo durante demasiado tiempo, cuyos momentos efímeros de normalidad o felicidad son tan raros como valiosos. En una de las escenas más emblemáticas de la película, vemos a Christine y Peter riendo y haciéndose cosquillas como si fueran niños, olvidándose por un momento de la situación que viven. Es una historia conmovedora y brutalmente sincera sobre el sufrimiento, la espera y el amor.

He’s My Brother es una coproducción entre la danesa Final Cut for Real y la noruega Sant & Usant. La israelí Cinephil se encarga de las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy