email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

HOT DOCS 2021

Crítica: Blue Box

por 

- En su documental, Michal Weits se sumerge en la vida de su bisabuelo Joseph, el hombre que orquestó la adquisición y la expropiación del territorio palestino

Crítica: Blue Box

Blue Box, el primer largometraje de la cineasta y productora Michal Weits (graduada en la Escuela de Cine y Televisión Sam Spiegel), que forma parte de la sección World Showcase del Hot Docs, es una historia de sufrimiento intenso  en la que se ven involucradas al menos tres partes: los miembros de la familia Weits, los israelíes y los palestinos.

En Blue Box, Weits decide profundizar en la vida de su bisabuelo Joseph, conocido por orquestar la adquisición y expropiación del territorio palestino. Su investigación comienza observando (y leyendo) los diarios personales de Joseph, un inmenso registro de su vida repartido en 5.000 páginas, abarcando unos 80 años de historia. Weits adopta un enfoque bastante clásico, alternando entre entrevistas directas a miembros de su familia, una cantidad considerable de material de archivo, fotografías, una banda sonora atmosférica (cortesía de Benoit Charest) y una línea de tiempo animada que ayuda a los espectadores a seguir la historia. Además, la narración en off incluye tanto las propias reflexiones de Michal como algunos extractos de los diarios de Joseph, interpretados de forma seca por el actor Dror Keren.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

El documental comienza con numerosos planos de un gran bosque. En cierto momento, la voz de la cineasta narra: “Mi padre solía llevarme de viaje al campo. De camino, hacíamos paradas frente a hermosos paisajes y me contaba la historia de nuestra familia. Señalaba las tres líneas de montañas y me decía ‘¿Lo ves? Tu abuelo es el responsable’.” Weits era el jefe del Departamento Forestal del Fondo Nacional Judío y organizó la conocida campaña Blue Box, que alcanzó un gran éxito internacional a la hora de conseguir apoyo para la compra y forestación de territorios en Palestina. Desde los primeros minutos del documental, comprendemos lo pesado, incómodo e inevitable que es el legado de Joseph para el destino de la familia.

Michal acompaña a los espectadores en un viaje intenso, revelando muchos detalles sobre la adquisición masiva de tierras que llevó finalmente a la creación del estado de Israel, tal y como lo conocemos en la actualidad. De esta forma, entendemos gradualmente que los árboles plantados por el Fondo Nacional Judío no representan solo las raíces necesarias para impulsar el nacimiento de una nación, sino que también sentaron las bases de un conflicto irreconciliable que se ha prolongado durante décadas. Durante el proceso de investigación, Michal se muestra inquisitiva y genuinamente curiosa por explorar el pasado ambiguo de su bisabuelo. Su enfoque le permite aportar una narración bastante equilibrada, a medida que supera su “instinto básico” de ignorar lo que ha ocurrido, cuestionando la narrativa épica sobre los heroicos pioneros que llegaron a una tierra vacía y abandonada para construir su hogar desde cero. También son visibles los sentimientos de vergüenza, preocupación, dolor e incluso comprensión de los descendientes vivos de Weits hacia sus acciones, aunque en un nivel más superficial, limitados probablemente por su esfuerzo a la hora de ponerse frente a la cámara para hablar sobre asuntos nacionales (y familiares) muy delicados.

Lamentablemente, Blue Box resulta más oportuna que nunca, mientras aumenta el número de muertos y la violencia entre Israel y Gaza. Si estás leyendo esta crítica y deseas ver la película en busca de claridad, lo cierto es que no la encontrarás. El documental de Weits plantea muchas preguntas, la mayoría de las cuales quedan sin respuesta, y el final presenta un montón de cuestiones nuevas e incómodas. Sin embargo, su exploración socrática de la duda la convierte en un trabajo convincente y fascinantemente esquivo.

Blue Box es una producción de la israelí Norma Productions, la canadiense Intuitive Pictures, la belga Off-World y la también israelí yesDocu, coproducida por NHK, CBC/Radio Canada, Knowledge Network, Canvas, VPRO y RTS. La compañía de Tel Aviv Cinephil se encarga de las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy