email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

HOT DOCS 2021

Crítica: Magaluf Ghost Town

por 

- Miguel Ángel Blanca logra convertir la célebre localidad balear en un microcosmos donde se codean el costumbrismo español, una atmósfera con misterio y un hedonismo extremo

Crítica: Magaluf Ghost Town

¿Quién no conoce Magaluf? ¿Hay alguien en este planeta que no hay oído hablar de las víctimas del “balconing”, esa demente práctica etílica que consiste en saltar desde una terraza a otra, o hacia una piscina? ¿Cómo se consigue convivir cada día entre ese desenfreno juvenil mediterráneo que atrae a turistas low cost de toda Europa? Vean Magaluf Ghost Town [+lee también:
tráiler
entrevista: Miguel Ángel Blanca
ficha de la película
]
, nueva película de Miguel Ángel Blanca –cineasta y cantante de la formación musical Manos de Topo– y encontrarán respuestas (y muchas más sensaciones) a esas preguntas. El film –que mezcla armoniosamente ficción y documental– se ha estrenado mundialmente (online) este jueves, 29 de abril, en la sección competitiva International Spectrum de la edición número 28 del festival canadiense Hot Docs.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Miedo, asco y resacón en Magaluf podría ser otro (hipotético) título para esta propuesta arriesgada, híbrida y estimulante que no disimula la fascinación que su director y guionista siente por el cine de Ulrich Seidl, David Lynch y ¡Paco León! Sí, han leído bien: del cineasta austríaco, autor de gemas de lo malsano como la trilogía Paradise o En el sótano [+lee también:
crítica
tráiler
ficha de la película
]
, ha heredado su querencia por la repugnancia y el anti humanismo disfrutables, provocando estupor en el espectador al mismo tiempo que algo parecido al placer, despertando en el público sentimientos y emociones que quizás no desea tener. Del creador de la serie Twin Peaks ha sabido extraer aquella atmósfera enrarecida, espesa e inquietante, esa turbiedad ambiental combinada con un surrealismo a la vez onírico y enloquecido que le ha convertido en un genio con millones de fans. Y del actor que debutó en la dirección con Carmina o revienta [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
, Blanca ha destilado su pasión por el costumbrismo español, esa esencia puramente nacional que también su alteza Almodóvar imprimió en las escenas más humorísticas de los mejores títulos de su carrera, como ¿Qué he hecho yo para merecer esto?, La flor de mi secreto y Volver [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Agustín Almodóvar
entrevista: Carmen Maura
entrevista: Pedro Almodóvar
entrevista: Pénélope Cruz
ficha de la película
]
.

De este modo, Magaluf Ghost Town se disfruta como una ensaimada cinematográfica de diferentes texturas concéntricas, que fija su mirada en unos pocos habitantes perennes de ese lugar de veraneo, a quienes el turismo low cost y rabiosamente juvenil les da alimento pero también reiterados dolores de cabeza: esa relación esquizoide de la población local con el visitante (que aterriza allí en busca del edén del placer extremo) vertebra este largometraje que parte de la realidad (ahí está el empleo de imágenes captadas de noticiarios, teléfonos móviles y otros soportes tecnológicos) para construir una ficción fantasmagórica a la vez que divertida, sobre todo en los momentos protagonizados por la señora andaluza y su inquilino africano. Esas escenas son, sin duda, lo más relajante de esta película que, cuando era un proyecto, encontró socios y colaboradores a través de las secciones de industria de festivales como, entre otros, Abycine, Tesalónica o Gijón.  

Magaluf Ghost Town es una producción franco-española de Boogaloo Films, Little Big Story y Mosaic Producciones. De sus ventas internacionales se ocupa la agencia británica Taskovski Films y de su distribución en España la compañía Begin Again Films.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy