email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BERGAMO 2021

Crítica: Rival

por 

- El segundo largometraje del alemán Marcus Lenz observa la dinámica que se establece entre los europeos y los inmigrantes a través de los ojos de un niño ucraniano

Crítica: Rival
Yelizar Nazarenko y Udo Samel en Rival

Los niños tienen la capacidad de deconstruir el mundo a través de la fuerza pura, enigmática e imaginativa de su mirada, que nunca puede ser fielmente representada en cámara. Se trata de un anhelo por comprender y capturar el mundo que desafía todos los límites. Roman (Yelizar Nazarenko), un niño de 9 años, es precisamente el centro de atención de Rival, presentada este año en la competición del Bergamo Film Meeting. La obra narra cómo el niño abandona su aldea rural en Ucrania tras la muerte de su abuela, para irse a vivir con su madre Oksana (Maria Bruni) en la ciudad alemana donde trabaja ilegalmente.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Oksana es una joven alegre y risueña que vive con Gert (Udo Samel, conocido por interpretar a Ernst "Buddha" Gennat en la serie Babylon Berlin), un hombre alemán de sesenta años que sufre de diabetes y acaba de enviudar hace apenas unos días. A pesar de verse obligado a abandonar el campo y esconderse de sus nuevos vecinos en la ciudad, Roman descubre las ventajas de la supuesta libertad que conlleva vivir en Europa, como las carreras por el parque, jugar a los bolos con Oksana y comer delicioso crumble de manzana. Aunque también se siente aturdido por la "traición" de su madre, cuando una noche la descubre en una posición comprometedora con Gert. En este caso, el director se limita a insinuar la relación edípica y compleja entre este niño (sin padre) y su madre. Lo hace a través de unos trazos decisivos, centrándose en primeros planos del rostro extraordinariamente expresivo de Yelizar Nazarenko y en los actos que delatan la ira y la soledad que siente (Roman intenta envenenar a su “rival”), y que persisten a pesar del amor y el cariño que muestra Oksana por su hijo, así como los intentos de Gert por forjar una amistad con el chico.

Rival es el segundo largometraje de Marcus Lenz después de su película Close (2004). Antes de estudiar dirección de cine y fotografía en la Academia de Cine y Televisión Alemana (Deutsche Film- und Fernsehakademie Berlin), y de trabajar como director de fotografía en documentales de cine y televisión, Lenz estudió diseño de comunicación en la Universidad Folkwang de las Artes en Essen y en la Universidad de Arte y Diseño de Helsinki. Esta formación se hace evidente en la atención que el director presta a la composición de la imagen y el valor simbólico de los signos que incorpora en sus planos. No obstante, esto no se traduce en formalismo. Al contrario, el enfoque de Lenz es totalmente naturalista, demostrando su experiencia en el campo documental (con una dirección de fotografía a cargo de Frank Amann). De hecho, para los personajes de Roman, Gert y Oksana, el director ha admitido que se inspiró en personas reales que había conocido, y que se siente fascinado por las relaciones de dependencia “poderosas pero difíciles de describir”.

Desgraciadamente, la dura realidad de la ley se cierne sobre el trío protagonista mientras tratan de redefinir los lazos y dinámicas familiares. Oksana sufre apendicitis y Gert se ve obligado a dejarla a las puertas del hospital, en el suelo, sin papeles, como una criminal herida tras un tiroteo. Gert es un hombre occidental "bueno", como tantos otros, pero también forma parte de una rueda que podríamos denominar "chantaje de acogida", que lleva a millones de inmigrantes a establecer relaciones desiguales con aquellos que les ofrecen un hogar cuando están a kilómetros de distancia de sus familias. Intentando escapar de la investigación policial posterior, Gert se traslada al campo y se lleva a Roman, fingiendo ser su padre. El epílogo de la película es cruel, pero abre el camino para un futuro posible; un futuro que permitirá que el niño crezca y se convierta en un ciudadano en cualquier tierra que pise.

La película es una producción de Hanfgarn & Ufer Filmprotuktion, coproducida por Wildfilms y la ucraniana BelkaStrelka, mientras que las ventas corren a cargo de Pluto Film Distribution Network.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy