email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BERLINALE 2021 Forum

Crítica: Alma anciana

por 

- BERLINALE 2021: Aunque la ópera prima de Álvaro Gurrea es una enigmática, libérrima y sugerente inmersión en la espiritualidad de Indonesia, acaba siendo lastrada por su lentitud y radicalidad

Crítica: Alma anciana
Yono Aris Munandar en Alma anciana

La única película cien por cien española que participa en la edición número 71 de la Berlinale –las otras dos, La veduta luminosa [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
y Miguel’s War [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, son coproducciones con otros países– se titula Alma anciana [+lee también:
tráiler
entrevista: Álvaro Gurrea
ficha del filme
]
, la ha dirigido el debutante Álvaro Gurrea y participa en la sección Forum. Rodada íntegramente en la isla de Java, está hablada en el idioma local osing y su montaje ha sido realizado por Manuel Muñoz Rivas, quien tuvo su bautismo como director con El mar nos mira de lejos [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Manuel Muñoz Rivas
ficha del filme
]
.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
series serie

Gurrea, sin apenas experiencia previa en el mundo del cine, agarró un día la cámara y empezó a rodar los espacios naturales y a las gentes de Indonesia, archipiélago donde reside desde hace un lustro. Fascinado por el lugar, sus creencias y sus ritos, filmó durante años hasta que, tras realizar el Máster en Documental Creativo de la Universidad Pompeu Fabra de su Barcelona natal, dio forma a un guion con el que, ya acompañado de un equipo profesional, realizó la que sería finalmente esta simbiosis de documental socio-antropológico y etnoficción espiritual que es Alma anciana.

Interpretada por actores no profesionales, el film sigue los pasos de Yono (Yono Aris Munandar), un hombre a quien su mujer abandona un día, sin motivo aparente ni explicación. Intrigado, busca respuestas en distintas personas, cada una de una creencia distinta, transitando así por las doctrinas del animismo hinduista, el islam y llegando al capitalismo que todo lo invade. El desorientado Yono se dedica a uno de los oficios más duros y arriesgados del mundo: la extracción de azufre del cráter del (famoso y turístico) volcán Kawan Ijen, el cual tendrá una presencia constante en el film y en la vida del protagonista, quien, por muchas veces que se lave minuciosamente, no conseguirá extinguir de su cuerpo (y de su alma), como la duda que le corroe, el aroma de ese mineral.

Revestida su trama de determinismo y su atmósfera de magia, construida a base de planos fijos que enmarcan escenas completas, con una mirada limpia y libre que no se ciñe a códigos cinematográficos ni a ideas preconcebidas, Gurrea ha construido una película con momentos de gran belleza estética (el humo del volcán, las cascadas, los ríos…), pero con sobrecarga de simbolismo, parsimonia y abstracción: todo ello lastra el ritmo –y exige demasiado esfuerzo en el espectador, que debe interpretar las escenas a partir de sus propias creencias– de un largometraje que se emparenta con el cine del tailandés Apichatpong Weerasethakul (Uncle Boonmee recuerda sus vidas pasadas [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
) y en el que sobresale una reveladora y sorprendente escena final.

Alma anciana, que participó como proyecto en ParisDOC Works-in-Progress y WIP Europa del Festival de San Sebastián, es una producción independiente de My Deer Films.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy