email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BERLINALE 2021 Forum

Crítica: La veduta luminosa

por 

- BERLINALE 2021: Fabrizio Ferraro toma el filósofo y poeta romanticista alemán Friedrich Hölderlin como punto de partida para reflexionar sobre los límites de la representación cinematográfica

Crítica: La veduta luminosa
Alessandro Carlini en La veduta luminosa

Las películas propuestas por el director, guionista y productor romano Fabrizio Ferraro (graduado en cine y filosofía del lenguaje) conforman un estilo experimental que aspira a la coherencia de un testimonio mientras busca inspiración en Straub & Huillet y Rossellini. El suyo es un cine remoto, firme e intransigente. El nuevo trabajo de Ferraro, La veduta luminosa [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, que se ha proyectado en la sección Forum de la Berlinale 2021, tiene como punto de partida la compleja figura de uno de los grandes exponentes del romanticismo alemán, Friedrich Hölderlin, para describir la incapacidad de un director para completar un proyecto cinematográfico sobre el gran filósofo y poeta; un personaje que pertenece al “indeseado” grupo que adornaba sus películas anteriores. Aquí, en los alrededores de la ciudad de Hölderlin, Tubinga, y en compañía de Catarina (la actriz portuguesa Catarina Wallenstein), que es la asistente de un productor (Freddy Paul Grunert), a quien sólo vemos en una pequeña introducción (que luego resulta ser un epílogo), el director Emmer (Alessandro Carlini), se pierde en los sagrados entornos naturales de la Selva Negra, huyendo del mundo del cine.  

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
series serie

En 2009, Fabrizio Ferraro describió el trabajo de fábrica llevado a cabo por la filósofa francesa Simone Weil en Je Suis Simone (La Condition Ouvriere). Luego se inspiró en Noches blancas, de Dostoievsky, para dirigir Quattro notti di uno straniero (2013). Recientemente, a través de Les Unwanted de Europa [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, retrató la huida a las montañas del gran pensador alemán Walter Benjamin durante la ocupación alemana en Francia. Su nuevo trabajo, The Luminous View, ofrece una experiencia filosófica que combina el discurso en una naturaleza arruinada, como ya hizo en Ethos (2011), con una reflexión sobre los límites de la representación cinematográfica (en 2006, Ferraro publicó un “Breviario de estética audiovisual amateur: Naturaleza, imágenes, ética”). Muestra al señor Emmer (un tributo al gran documentalista de arte Luciano Emmer) externalizando pensamientos y citas literarias en un flujo de consciencia disperso, que recuerda a la enfermedad mental que padecía el propio Hölderlin. De hecho, en las primeras escenas de la película, vemos a Emmer en la cama de un hospital, superado por el delirio, al igual que Hölderlin en sus últimos años dentro de la infame “torre”. Se grabaron secuencias largas usando una luz, que tenía un dispositivo óptico especialmente diseñado “para mantener los fotones circulando en lugar de rebotar hacia la cámara” (nota del director). Dichas secuencias fueron divididas en capítulos —cuyos títulos se basan en citas del autor de Hiperión— que retratan una visita al zoológico de Roma, un viaje en autopista, y luego el bosque, donde el señor Emmer discute con la joven Catarina, razonando, desvariando y reflexionando sobre la ruptura que ha tenido lugar a lo largo de la historia entre la humanidad y la naturaleza, y entre la humanidad y la divinidad. Pero eso no es todo. También hay menciones a Truffaut, referencias a Laforgue y al último poema de Hölderlin, La vista (Die Aussicht, 1748), que escribió bajo el seudónimo de Scardanelli y al que recientemente le ha puesto música el compositor finés Kaija Saariaho; y también hay una cita larga pero necesaria del filósofo “benjaminiano” Giorgio Agamben sobre la naturaleza animal en relación con el mundo.  

Como resumió Ferraro en una carta al coproductor español Lluis Miñarro (responsable de Uncle Boonmee recuerda sus vidas pasadas [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, de Apichatpong Weerasethaku, que ganó la Palma de Oro de Cannes en 2010, así como de películas de Manoel De Oliveira, Naomi Kawase y Lisandro Alonso), la película representa “un encuentro muy simple (amoroso) entre alguien que ha fracasado al verse abrumado por la imposibilidad de controlar las imágenes con las palabras —el señor Emmer— y alguien que intenta sacar a la luz datos en el mundo mágico de las cosas visibles a través del trabajo organizado y constructivo —la joven Catarina—”.

La veduta luminosa ha sido producida por Passepartout y Rai Cinema, en asociación con Eddie Saeta. Boudu distribuirá la película en Italia y se proyectará el sábado 6 de marzo en el programa “Fuori orario Cose (mai) viste” de RAI Tre, antes de la reapertura de los cines.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy