email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

SUNDANCE 2021 Midnight

Crítica: Censor

por 

- El sólido primer largometraje de Prano Bailey-Bond, proyectado en Sundance, sigue a una censora de películas de terror que desciende a lo que parece la locura total

Crítica: Censor
Niamh Algar en Censor

La directora galesa Prano Bailey-Bond se encarga de demostrar que las “video nasties” son algo que no cesa de hacernos regalos. En Censor [+lee también:
entrevista: Prano Bailey-Bond
ficha del filme
]
, sin duda una de las películas más intrigantes proyectadas en el Festival de Sundance, hay suficiente afecto para que nos enamoremos del invento que ha sido tan criticado por su representación de violencia, sexo y algún que otro caníbal, creando ni más ni menos que un pánico de masas. Sin embargo, no es solo un homenaje a este tipo de entretenimiento, con el que se hacía contrabando. Aquí hay una historia que es realmente sincera y divertida, con puntuadas observaciones tan encantadoras como: “Lo de arrancar ojos debe desaparecer”. Esas mugrosas tiendas de alquiler de VHS, en cambio… alguien debería traerlo todo de vuelta.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
series serie

También tiene que ver con que Enid (Niamh Algar), su protagonista, es una censora, una muy meticulosa, que se toma su trabajo mucho más en serio que la mayoría de sus compañeros, a los que parece no molestarles el descuartizamiento o la violación en pantalla. Las discusiones que tienen son entretenidas, pensando lo que se puede quedar y lo que no, lanzando algún verso de Shakespeare sin motivo alguno. Se trata de un proceso sorprendentemente revelador, el cual dice mucho de ellos basándose en lo que les resulta más problemático. No obstante, a pesar de su profesionalidad, Enid parece cada vez más agotada. De pronto, le llega la propuesta de ver la película Don’t Go in the Church (La casa del terror), despertando en ella un recuerdo que preferiría mantener dormido. Cuando ve a las dos niñas que salen en ella, perdidas en el bosque, no hay vuelta atrás a los apuntes que había estado tomando.

Enid, cuya hermana desapareció hace años – un suceso del que dice no recordar nada –, empieza a creer que la persona a la que sus padres prefieren declarar fallecida sigue viva. Sigue corriendo asustada por el bosque, eso sí, esta vez por dinero, pues una actriz pelirroja se parece muchísimo a ella. A pesar de todo, su descenso a lo que parece ser la locura total va sucediendo poco a poco. Al fin y al cabo, no va del todo con su estilo de bibliotecaria ni con su enfoque del trabajo, ya que la locura es lo que se recorta en la película y no lo que tienden a llevarse a casa. Pero cuando se cree que un asesino se ha inspirado en uno de los títulos que ella aprobó, en medio del frenesí periodístico y las desagradables llamadas telefónicas, Enid empieza a cuestionarse mucho más que su propia cordura.

Es interesante que el personaje de Algar, bastante amnésico, haga con su mente lo mismo que hace con estas películas: se recortan cosas, aquí y allá, o simplemente se recortan por completo y adiós. Su vida podría ser tranquilamente apta para mayores de 13 años: sin nada remarcable, exceptuando algún tipo mirándola de arriba abajo, pero eso es porque todas las partes más jugosas fueron borradas y existe el temor de que cualquier tipo de agitación podría provocar una reaparición. Sería estupendo ver todo eso que ha sido borrado, de vuelta con su venganza, en su máximo esplendor y durante mucho más tiempo del que Bailey-Bond parece disponer al apurar ese final. Es un poco decepcionante, sobre todo después de que se pase tanto tiempo mostrando lo que está pasando en torno a Enid, con las multitudes de los años 80 aferrándose a la idea de que las películas son las culpables del dolor. De que alguien, quien sea, podría tener la culpa de todo. Se olvida que “el horror ya está ahí fuera, en todos nosotros”. No tienen ni idea.

Censor fue producida por la compañía británica Silver Salt Films. Protagonist Pictures se ocupa de sus ventas.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés por Eva Martínez)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy