email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BLACK NIGHTS 2020 Competición Óperas primas

Crítica: Kindred

por 

- El primer largometraje de Joe Marcantonio es un notable thriller psicológico, capaz de mantener al espectador en tensión durante sus 90 minutos

Crítica: Kindred
Tamara Lawrance en Kindred

Uno de los títulos más sorprendentes de la presente edición del Festival de Cine Black Nights de Tallín es la ópera prima de Joe Marcantonio, Kindred [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, proyectada fuera de competición en la sección Ópera prima. La película se proyectó en algunos cines seleccionados, en VOD y en plataformas digitales de Estados Unidos el 6 de noviembre, antes de su estreno en el festival. Marcantonio dirigió varios anuncios publicitarios y cortometrajes de ficción y no ficción, antes de desarrollar Kindred

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La historia, escrita por el propio director junto a Jason McColgan, sigue a una mujer británica negra de unos treinta años llamada Charlotte (Tamara Lawrance), cuya vida se ve destrozada por la repentina muerte de su novio Ben (Edward Holcroft), víctima de un desafortunado accidente mientras trabajaba en su cabaña. Ben y Charlotte planeaban mudarse a Australia pero la noticia no fue bien recibida por la autoritaria madre de él, Margaret (Fiona Shaw), quien más tarde responsabiliza a Charlotte de la muerte de su hijo. Tras un duro enfrentamiento, la joven se desmaya y despierta en casa de la familia de Ben, una vieja mansión en medio de la nada. 

Poco antes de la muerte de Ben, Charlotte anunció que estaba embarazada. Por eso, Margaret y su hijo, Thomas (Jack Lowden), deciden cuidar a Charlotte mientras se recupera del shock, y durante el embarazo. Afligida y atormentada por visiones, Charlotte acepta a regañadientes la oferta. 

Pero lo que parecía un acuerdo provisional poco a poco se convierte en algo permanente, ya que Thomas y Margaret venden todas las pertenencias de Ben   ̶que supuestamente tenía muchas deudas ̶ y trasladan los efectos personales de Charlotte a la mansión. El ingrediente principal que hace a la película interesante y cautivadora es el agotador juego psicológico que llevan a cabo Tamara, Margaret y Thomas, ya que siempre están en la cuerda floja. Por un lado, Tamara necesita superar su pérdida y teme quedar atrapada, ya que podría haber desarrollado una especie de paranoia; por otro, Ben y Margaret adoptan un comportamiento ambiguo hacia ella, que oscila entre una actitud posesiva y obsesiva, y un deseo más inocente pero ansioso de mantener a la familia unida. 

Dicho juego, junto con las visiones que experimenta Tamara (bien elaboradas y repletas de imágenes evocadoras) permiten al espectador empatizar con ella y sus infortunios. El éxito de la historia se debe en gran parte a su excelente guion y a las notables interpretaciones de su reparto, en especial las de Shaw y Lawrance. Kindred, sin sobresaltos ni efectos especiales pero con una cinematografía elegante y un soberbio diseño de producción, es una ópera prima prometedora y un vertiginoso thriller que mantendrá a los espectadores en vilo a lo largo de sus 90 minutos de duración. La música, compuesta por Jack Halama y Natalie Holt, es fundamental y simple, en la línea del espíritu minimalista que encarna esta interesante película independiente.  

Kindred ha sido producida por las compañías británicas Reiver Pictures, Head Gear Films, Metrol Technology y Serotonin Films. La compañía alemana Beta Cinema gestiona su venta.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy