email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PELÍCULAS / CRÍTICAS Italia

Crítica: Movida

por 

- El primer documental de Alessandro Padovani, ganador del 14° SalinaDocFest, muestra una provincia italiana en vías de despoblación a través de los ojos de sus más jóvenes habitantes

Crítica: Movida

Aunque se llame Movida [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
, la vida nocturna y la diversión desenfrenada no son el tema principal del primer documental del joven director Alessandro Padovani, que ganó el premio Tasca D’Oro en su categoría en la 14ª edición del SalinaDocFest. El festival de documentales narrativos —que este año se desarrolla en dos sedes (del 18 al 20 de septiembre en Roma; y del 24 al 26 de septiembre en Salina, Sicilia)— dedica su edición 2020 al tema “Jóvenes/Juventud”, y el documental de Padovani narra la despoblación de una provincia italiana desde el punto de vista de los niños y adolescentes que viven en ella.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
series serie

Estamos en Feltre, una provincia de Belluno, en la región de Veneto. Movida es el nombre de un parque de atracciones frecuentado por los jóvenes del lugar, uno de los pocos atractivos de la zona, dominada por casas, colegios y fábricas abandonadas, enmarcado en las Dolomitas. La provincia de Belluno, que fue pobre hasta los años 60 y experimentó un rápido crecimiento en las últimas décadas del siglo pasado, se encuentra sumida en una nueva crisis. Al igual que su bosque, con muchos árboles talados —que el director graba con su cámara en más de una ocasión—, la población local es menguante, ya que sus habitantes emigran en busca de oportunidades.

Pero Padovani, que escribió el guión junto a Lorenzo Bagnatori, no se queda en la nostalgia por los tiempos pasados o en la perspectiva de los habitantes más mayores de la zona. Movida retrata a los jóvenes de la región en plena actividad. Un grupo de niños juegan a la guerra en el bosque, blandiendo armas de madera; un adolescente ayuda a su padre pastor a cuidar de sus ovejas, mientras se pregunta si ese también será su futuro; otros adolescentes se divierten construyendo vehículos motorizados de tres ruedas con los que recorrerán los aparcamientos y los deteriorados almacenes de la ciudad. Es verano y la sensación general es de alegría. Hasta que uno de ellos anuncia su inminente traslado a otra región con su familia.

Movida, esencial y compacta (dura 68 minutos en total), es un documental de pocas palabras y muchas ideas; una obra tan real y poética que presume de un misterioso personaje ficticio encarnado por la actriz Grazia Capraro, que deambula por casas y edificios abandonados, resucitando la memoria del pueblo. En este sentido, resulta efectiva la idea del autor de mostrarnos trozos de la vida cotidiana y de las vidas pasadas de estos rincones a través de fragmentos de películas caseras y material de archivo, que se ponen en movimiento cada vez que la mujer toca un objeto (como una botella vacía o una vieja fotografía colgada en una pared); películas que, a través de un montaje rápido de caras, paisajes, nieve, puestas de sol, bodas, carreras de coches, niños jugando y personas riendo, son sinceras, inmediatas y un testimonio libre de retórica de que una vez esas tierras estuvieron repletas de vidas felices.

Movida ha sido producida por MIUR (Ministerio de Educación Italiano) y MIBAC (Ministerio Italiano de Cultura), junto con el Instituto Dal Piaz de Feltre (Belluno), como parte del programa “Cinema per la Scuola, Visioni Fuori Luogo (lit: “Cine para la escuela, perspectivas fuera de lugar”), promocionado por ambos ministerios, en colaboración con Haapar.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy