email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

TORONTO 2020 Industry Selects

Crítica: Garçon Chiffon

por 

- Nicolas Maury pasa tras la cámara con una comedia melancólica tan divertida como emotiva sobre un actor envidioso y ansioso, a vueltas con su singularidad y su aflicción

Crítica: Garçon Chiffon
Nicolas Maury en Garçon Chiffon

“¿Por qué no me quieren?” “Para los idiotas, eres demasiado raro”. Nada va bien en la carrera interpretativa de Jérémie, ni en su vida afectiva, devorada por sus celos enfermizos. Tarjeta de crédito sin fondos, heridas y golpes, dudas existenciales: el joven simpático, hipersensible e impulsivo está en París, atrapado en el vórtice de su depresión. Pero tiene que preparar una audición para actuar en la obra Despertar de primavera, de Frank Wedekind. “¿El tono? Un joven melancólico en un mundo hostil, atormentado por su sexualidad y que se va a suicidar”. Todos coinciden en que el personaje le encaja… Así es el protagonista de Garçon Chiffon [+lee también:
tráiler
entrevista: Nicolas Maury
ficha del filme
]
, el primer largometraje como director del actor Nicolas Maury, que también interpreta el papel principal. Una película muy divertida pero también conmovedora, al estilo Woody Allen, que recibió la etiqueta Selección Oficial del Festival de Cannes 2020 y que ahora se presenta en la sección Industry Selects de la 45ª edición del Festival de Toronto.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

“Tu pasión me conmueve, pero me supera”. El veterinario Albert (Arnaud Valois) y Jérémie (Nicolas Maury) se aman, pero los celos permanentes del segundo (vigilancia, registrar la ropa sucia, ultimátums melodramáticos del tipo “respóndeme o me tiro por la ventana”, y hasta esconder una cámara en el apartamento de su amante) acaban con la paciencia del primero, que rompe la relación. Debido a las decepciones que recibe en el ámbito laboral (con deliciosas intervenciones de Jean-Marc Barr y Laure Calamy, que interpretan a dos cineastas hipócritas y en crisis, respectivamente), Jérémie decide irse al campo a casa de su madre (Nathalie Baye), con motivo de una ceremonia que conmemora el deceso de su padre, y a preparar la audición. Pero su retorno a las fuentes tampoco será fácil… El argumento rico en peripecias de Garçon chiffon, construido con rigor (a partir de un guión escrito por el propio actor-director), no duda en tomar caminos alternativos e incluir lo inesperado y la fantasía, hasta rozar lo burlesco. Ante todo, la película usa las raíces de la infancia (a través de algunos flashbacks extraños) y derriba los muros de la herencia familiar (padres separados) para mantener un equilibrio de funámbulo entre su dimensión cómica y sus conmovedores aromas melancólicos, que rozan el drama, sobre las dificultades de tener una identidad singular y la búsqueda de la verdad en la complejidad. Pues, como le dice su agente a Jérémie: “cuando la rueda deja de girar, hay que ayudarla”.

Garçon Chiffon ha sido producida por CG Cinéma y coproducida por Mother Production y High Sea Production. Les Films du Losange gestionará las ventas internacionales y la distribuirá en Francia el 28 de octubre.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy