email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

GALWAY 2020

Crítica: Here Are the Young Men

por 

- El drama de Eoin Macken, basado en la novela homónima de Rob Doyle, cuenta con tres carismáticos protagonistas interpretados por Dean-Charles Chapman, Finn Cole y Ferdia Walsh-Peelo

Crítica: Here Are the Young Men
Finn Cole, Ferdia Walsh-Peelo, Dean-Charles Chapman y Anya Taylor-Joy en Here Are the Young Men

Here Are the Young Men, de Eoin Macken, es uno de los títulos proyectados durante la 32ª edición del Galway Film Fleadh (del 7 al 12 de julio). La adaptación de Macken de la novela homónima de Rob Doyle sigue su película anterior, Cold (2013), sobre dos hermanos ingleses distanciados, que son condenados al ostracismo en un pequeño pueblo en el oeste de Irlanda.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La película de Macken se desarrolla en el contexto de la Irlanda del “Tigre Celta” a principios de la década del 2000 y sigue a tres chicos, Matthew (Dean-Charles Chapman), Rez (Ferdia Walsh-Peelo) y Kearney (Finn Cole), que están listos para disfrutar de su “último verano de libertad” después de terminar su último año en el colegio, y desean llenar sus vidas vacías con sexo, drogas y transgresión. La película empieza con la escena de un funeral, y queda claro que algo ha salido mal. Pronto conocemos a los tres personajes principales: Kearney, el líder del grupo, que es un ejemplo vivo de masculinidad tóxica y está obsesionado con Estados Unidos; Rez, un personaje más nihilista que termina en el hospital después de una noche de excesos; y Matthew, que parece ser el más sensible y lúcido de los tres.

El primer punto de inflexión en la historia ocurre cuando los tres chicos presencian la muerte de un niño en un accidente de tráfico. Este acontecimiento traumático parece afectar de forma gradual a los tres chicos, y en particular a Matthew, que pronto empieza a cuestionar su peligrosa amistad con Kearney. Sus diferencias se hacen más evidentes cuando Kearney empieza a hostigar a un hombre sin techo y obliga a Matthew a darle unas drogas letales. Mientras los adultos permanecen en los márgenes del relato, la novia de Matthew, Jen (Anya Taylor-Joy), tiene un papel más influyente, ya que actúa como una “voz de la conciencia”. Parece mucho más natural y consciente de sí misma que los tres chicos, e invita a Matthew a no avergonzarse de su sensibilidad.

En su conjunto, la película se caracteriza por un ritmo atractivo (realzado por una edición cuidada), una música potente y una cinematografía dinámica que describe con exactitud las turbulentas (y alucinatorias) vidas de estos tres “hombres jóvenes”. Un elemento recurrente que introduce las experiencias psicodélicas de Matthew y Kearney es el programa de televisión Big Show!, cuyo loco presentador incentiva los peores comportamientos. Aunque estos interludios puedan parecer un poco desmesurados, sirven para visualizar —y enfatizar— la percepción distorsionada que tienen los personajes de sí mismos y de la realidad que los rodea, que será esencial en el desarrollo de la última etapa de la película.

Here Are the Young Men ha sido producida por Hail Mary Pictures (Irlanda), Foton Pictures (Estados Unidos), Funny Leopard (Irlanda), Glanzrock Productions (Estados Unidos), Egg Studios (Irlanda) y Union Entertainment Group (Estados Unidos). La compañía estadounidense Arclight gestiona las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy