email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

GALWAY 2020

Crítica: The Castle

por 

- El tercer largometraje de Lina Luzyte, proyectado en el Galway Film Fleadh de este año, se sitúa entre una historia sobre el paso a la edad adulta y un drama psicológico

Crítica: The Castle
Barbora Bareikyte en The Castle

The Castle [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, de Lina Luzyte, se ha proyectado en la edición 2020 del Galway Film Fleadh. Es el tercer largometraje de la directora lituana, después del documental Igrushki (2012) y de su primera película de ficción, el thriller Together for Ever [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
(2015), que compitió por el premio East of the West en Karlovy Vary.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Esta nueva película, escrita por la propia directora, sigue las vicisitudes de Monika (interpretada por la joven actriz Barbora Bareikyte), una chica lituana de 13 años que vive en los suburbios de Dublín. Le apasiona cantar y vive con su madre, Jolanta (Gabija Jaraminaite), una pianista profesional que se ve obligada a trabajar en una planta de procesamiento de pescado, y su abuela (la veterana actriz Jurate Onaityte), que padece una demencia severa y necesita cuidados permanentes debido a su comportamiento difícil. Un día, después de una actuación en un funeral, Monika y Jolanta son invitadas por Liam Maguire (Frank Melia), un misterioso empresario musical, a ofrecer un concierto de una hora en “The Castle”, un prestigioso recinto cercano a la capital irlandesa. Mientras la adolescente está convencida de que puede ser la oportunidad que han estado esperando durante tanto tiempo, su madre vende el teclado y prefiere centrarse en su trabajo estable en la fábrica. También le dice que no tocarán en The Castle. Sin embargo, Monika quiere alquilar “su” teclado y tocar en el concierto. Improvisa un plan torpe para conseguir los 100 € que necesita: decide secuestrar a su propia abuela y esconderla en un apartamento cercano, mientras pide un rescate a su madre.

Aunque la premisa parezca digna de una comedia, la película se mueve entre el relato iniciático y el drama psicológico sin caer en el ridículo. Al contrario: el sólido desarrollo de los personajes y la evolución natural del argumento transmiten un profundo sentimiento de tristeza y melancolía al espectador. Madre e hija se ven obligadas a tomar decisiones desagradables, y sus principales conflictos internos se deben a la necesidad de elegir entre su verdadera pasión y su supervivencia. Además, las actuaciones de las tres actrices protagonistas aportan profundidad a la historia: las reacciones impredecibles de la abuela, la desesperación de Jolanta y la determinación de Monika están muy bien interpretadas por Onayte, Jaraminaite y Bareikyte.

En general, la nueva película de Luzyte es una historia interesante que explora el género del relato iniciático desde una perspectiva más madura. Hay poco espacio para la dulzura y la ternura, y crecer simplemente significa enfrentarse a una realidad dura (y desesperante). Monika es consciente de varias cosas: nadie vendrá a salvarla, no espera que ocurra un milagro, hay cosas que siempre estarán fuera de su control, y siempre debe defenderse por sí misma. Estas duras enseñanzas pueden resumir la moraleja de la película, y Monika debe asimilarlas lo antes posible.

The Castle ha sido producida por Kęstutis Drazdauskas para la compañía lituana Artbox y David Collins para la irlandesa Samson Films.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy