email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

NIFFF 2020

Crítica: Poissonsexe

por 

- En su tercer largometraje, Olivier Babinet nos muestra un mundo que se tambalea peligrosamente cerca del abismo, del que solo el amor puede alejarnos

Crítica: Poissonsexe
India Hair y Gustave Kervern en Poissonsexe

A pesar de las dosis de humor y surrealismo que inundan todas sus películas, Olivier Babinet no tiene reparos en conjurar un futuro preocupante, incierto y en constante cambio, habitado por antihéroes deprimidos y con un innegable encanto decadente. Otra característica de sus obras es la voluntad por explorar temáticas sociales incómodas, como la adolescencia en los suburbios de una ciudad, tema central de su documental Swagger [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
(presentado en la sección ACID de Cannes en 2016), o el medio ambiente, en el caso de su última película, la fascinante Poissonsexe [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, seleccionada para el NIFFF 2020.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

El mundo se encuentra en un estado decadente: los peces están prácticamente extintos y los océanos parecen cementerios submarinos. Mientras los científicos de todo el mundo buscan desesperadamente una solución a un problema planetario, el biólogo francés Daniel Luxet (el brillante Gustave Kervern) trata de conseguir que los peces vuelvan a copular. Resulta irónico que su trabajo gire en torno a la reproducción, dado que él mismo vive atrapado en un estado de soledad, célibe y obsesionado con convertirse en padre, un deseo que no ha logrado cumplir. Un día, cuando captura de forma inesperada a un pez extraño (al que llama Nietzsche), Daniel conoce a la joven Lucie (una asombrosa India Hair), que lo empuja a enfrentarse a sus miedos y a lo absurdo de su existencia. Este feliz encuentro tendrá una serie de consecuencias que ayudarán a nuestro solitario biólogo a comprender lo que realmente necesita, guiándolo a través de un camino inesperado hacia una felicidad que siempre se había negado a sí mismo.

En esta asombrosa comedia romántica con un tono apocalíptico, Babinet aborda el tema del medio ambiente, pero también el de la paternidad y la masculinidad hegemónica, de una forma realmente sorprendente. Con humor y poesía, Poissonsexe (un título y una garantía) se centra en dos personajes que viven en los márgenes, una pareja de entrañables perdedores que navegan a la deriva en un mundo que ya no entienden, manteniendo a pesar de todo una sed de ternura que los hace invencibles. A medida que el mundo se aproxima cada vez más al abismo, Daniel y Lucie intentan encontrar una escapatoria a la destrucción mundial a través de su amor. A pesar de su improbable (e inevitable) romance heterosexual, Poissonsexe escapa de todos los clichés asociados a la procreación y la llamada "masculinidad". De hecho, Babinet presenta a un personaje que lucha contra estos absurdos estereotipos masculinos, un constructo social que nos anima a creer que la felicidad solo puede obtenerse mediante la paternidad dentro de una pareja heteronormativa "estándar". Gradualmente, Daniel comienza a ser consciente de esta prisión, así como de la batalla absurda que implica vivir una vida "normal", que nunca podrá traerle la felicidad que tanto desea.

Babinet parece querer abrir nuestros ojos a un mundo "diferente", destruyendo el presente para crear otro sin reglas, o más bien con reglas distintas, más creativas y estimulantes. La cinta también cuestiona la relación entre el hombre y la bestia, analizada y retratada con una dosis redentora de imaginación y creatividad. Daniel, un reconocido investigador y científico, sucumbe a las tendencias antropomórficas que lo llevan a interpretar las acciones de su protegido, el pez Nietzsche (de la especie ajolote), sobre la base de las emociones humanas. Entre ambos surge un sentido de amistad y comprensión que logra trascender cualquier diferencia entre sus especies; un vínculo profundo que no necesita palabras. Poissonsexe nos ayuda a comprender que la desaparición de la humanidad también implicaría la desaparición de una forma insustituible de belleza e ingenio. La diversidad del planeta (en todas sus formas: sexual, de género, de especies...) debe ser preservada y valorada, porque será el rasgo que logre transformar el mundo en el lugar de nuestros sueños.

Poissonsexe es una coproducción entre Comme des Cinémas (Francia) y Tarantula Belgique. Las ventas internacionales corren a cargo de Indie Sales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy