email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PELÍCULAS / CRÍTICAS Italia

Crítica: La volta buona

por 

- Vincenzo Marra explora las profundidades del fútbol y la compraventa de jóvenes promesas en esta comedia agridulce, uno de los primeros títulos italianos en llegar a las salas recién reabiertas

Crítica: La volta buona
Ramiro Tomas Garcia y Massimo Ghini en La volta buona

“¡Este niño es increíble!" "¿Qué pasa si su cuerpo cambia y me quedo con un peso muerto?". Conversaciones como esta son habituales en el trabajo de Bartolomeo, el desafortunado agente deportivo que protagoniza la última película de Vincenzo Marra, La volta buona [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
. Se trata de una comedia agridulce que profundiza en los entresijos del fútbol profesional, centrándose en la compraventa de jóvenes talentos llegados de tierras lejanas: un ejército de niños y adolescentes separados de sus familias, que huyen de la pobreza con la esperanza de convertirse en campeones millonarios, un sueño que solo uno de cada mil logra cumplir.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Ahogado en deudas a causa de su adicción al juego, que le impiden mantener a su hija y a su furiosa ex-mujer, Bartolomeo (Massimo Ghini) está buscando desesperadamente una nueva estrella de fútbol que le ayude a cambiar las cosas. El agente empieza buscando entre los jóvenes inmigrantes africanos de Italia, cuyos padres los han vendido por muy poco dinero. Sin embargo, parece que su gran oportunidad se presenta en Uruguay. Su viejo amigo y ex-compañero Bruno (Max Tortora), que huyó al país sudamericano para escapar de sus propias deudas, lo llama con una gran oferta: un niño llamado Pablito (Ramiro Tomás García), al que describe como un pequeño Maradona de 12 años. De esta forma, con los últimos ahorros que le quedan, Bartolomeo decide volar a Montevideo.

El reencuentro entre estos dos perdedores después de tantos años tiene la atmósfera de las obras de Mario Monicelli (de hecho, fue el propio Monicelli quien animó a Marra a hacer esta película) y de las mejores comedias italianas. "Entra, y no digas ni una palabra", advierte Bruno a Bartolomeo cuando lo invita por primera vez a su casa (una choza), revelando la realidad de su nueva vida. Ninguno de los dos tiene donde caerse muerto, y el poco dinero que tienen lo desperdician en el juego. Impulsados por la desesperación, logran llevar a Pablito a Italia, pero el joven es todavía muy pequeño y necesita un tratamiento médico costoso (como Messi, en su momento). Con 12 años, es un jugador increíble, pero a medida que crezca, puede que deje de serlo y se convierta en una carga.

Mediante un estilo seco y coherente, la película presenta varias capas que se entrelazan para ofrecer un interesante retrato del mundo del fútbol: las frustraciones y los fracasos de la vida, la paternidad, la explotación infantil, el desplazamiento, la nostalgia y un terrible dilema al que Bartolomeo deberá enfrentarse. De los miles de niños que emigran para convertirse en futbolistas, solo unos pocos alcanzan niveles profesionales. La mayoría de estas historias terminan con representantes que los abandonan, obligándolos a vivir de forma ilegal en el país. En ciertas situaciones, estos agentes deben tomar decisiones sobre la salud física de estos niños, apostando con sus vidas. Estamos ante un mundo infestado de tiburones que han elegido este camino por necesidad o por una falta total de escrúpulos (como el gerente interpretado por Francesco Montanari), lo que revela una preocupante realidad sobre la fabricación de grandes estrellas juveniles.

La volta buona es una producción de Marco Belardi para Lotus Production, junto con TIMVision y AltreStorie, que también se encarga de la distribución. El estreno de la cinta estaba previsto para el mes de marzo, tras su paso por Alice nella Città (la sección paralela de la Fiesta del Cine de Roma), pero ha tenido que aplazarse a causa de la pandemia. Finalmente, la cinta llegará a los cines el día 12 de julio.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy