email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CRACOVIA 2020

Crítica: Fortunata

por 

- La entrañablemente vergonzosa cinta de Paweł Banasiak sobre una ex modelo y distracción de Berlusconi que ahora promociona la castidad prematrimonial se estrena en el Festival de Cracovia

Crítica: Fortunata

El Festival de Cine de Cracovia es uno de los eventos más antiguos de Polonia, pero también uno de los más modernos. Se trata del primer festival de cine polaco que se celebra totalmente en línea, por culpa de Aquel-Que-No-Debe-Ser-Nombrado, y su programación es tan sorprendente y original como siempre. Muchos de los documentales presentados en el festival demuestran que nuestro mundo es un lugar demencial, y que la vida puede cambiar en un abrir y cerrar de ojos (y no solo porque alguien se coma un murciélago en China).

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Un ejemplo de esto es Fortunata, dirigida por Paweł Banasiak, que ha tenido su estreno mundial en la competición nacional del festival. La cinta se centra en la modelo polaca Anna Golędzinowska, quien se mudó a Italia hace años y vivió una transformación radical. La modelo narra su propia historia, que contiene tantos giros argumentales y vueltas de tuerca que podría proporcionar suficiente material para toda una temporada de una serie basada en hechos reales.

Anna nació pobre y sufrió abusos sexuales durante su adolescencia. Su padre la abandonó antes de morir y su madre tenía problemas con la bebida. Posteriormente, se convirtió en modelo, pero antes de triunfar fue víctima de la trata de personas. Después de lograr escapar milagrosamente, testificó contra sus secuestradores. Más tarde se mudó a Milán y formó parte de la intensa vida nocturna de la ciudad. Participaba en fiestas con estrellas internacionales y salía con futbolistas, celebridades locales e incluso con el nieto del último rey de Italia. Anna también salió de la tarta de cumpleaños de Silvio Berlusconi y tuvo una relación con su sobrino.

Un día, la joven se fue de viaje a la ciudad bosnia de Medjugorje, donde encontró un nuevo amor: Jesucristo. De esta forma, se convirtió en una auténtica devota y renunció a su exuberante estilo de vida. Se casó y se mudó a una tranquila ciudad italiana, donde su único entretenimiento era ir a la iglesia o al gimnasio. Actualmente, Anna está escribiendo un libro y viaja por Europa promoviendo la castidad prematrimonial y predicando el poder purificador del amor de Jesús. Su vida todavía tenía reservado otro giro inesperado, pero revelarlo sería como robar la guinda del pastel de otra persona.

Fortunata no es un documental basado simplemente en el morbo y el escándalo. La directora observa pacientemente a Anna mientras habla sobre su pasado con un tono casi indiferente. Es evidente que la mujer ha hecho las paces con su pasado y no necesita condenar sus propios errores. Es un personaje realmente interesante, que nos permite reflexionar sobre cómo algunas personas experimentan más cosas que otras a lo largo de su vida. Anna no parece destacar especialmente por su presencia. Es una chica guapa, pero no tiene un aire de estrella, ni siquiera durante sus años de modelo. La película cuenta con algunas escenas muy conmovedoras, como el discurso de Anna ante una multitud compuesta por almas descarriadas, que acuden a ella en busca de apoyo, lo que plantea otra pregunta: ¿por qué las personas son seducidas tan fácilmente por los nuevos profetas?

Es fácil no tomarse en serio esta historia, ya que muchas celebridades han proclamado anteriormente haber encontrado a Dios, de una manera tan cursi que su conversión repentina parecía más una nueva moda o adicción que un sentimiento real. Sin embargo, Fortunata ofrece mucho más que una serie de increíbles giros de guion. La cinta trata a su protagonista con un respeto y curiosidad que resultan contagiosos.

Fortunata es una producción del propio Paweł Banasiak.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy