email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

TESALÓNICA DOCUMENTALES 2020

Crítica: Lady Time

por 

- A pesar de su pequeño tamaño, el documental de Elina Talvensaari es uno de los descubrimientos del año

Crítica: Lady Time

Lady Time, de Elina Talvensaari, es una película realmente conmovedora. La cinta tiene previsto estrenarse en los cines de Finlandia durante el mes de abril, tras su estreno mundial en IDFA y después de obtener algunos premios en el Festival de Cine de Tampere. El poder de su historia parece surgir de la nada, ya que, en lugar de abordar alguno de los grandes problemas del mundo, la película nunca abandona los confines de un pequeño apartamento, a excepción de algún paseo ocasional por el vecindario.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Sin embargo, es el tipo de obra sin pretensiones que no necesita grandes artificios, especialmente cuando Talvensaari se embarca en una pequeña investigación personal después de mudarse a una nueva casa. El lugar todavía está lleno de objetos que pertenecieron a la anterior propietaria, Sirkka-Liisa, que murió sola y olvidada. “Antes de mudarnos, una anciana vivía en el apartamento. La casa estaba llena de cosas suyas. Es todo lo que quedaba de su vida”, afirma la directora con total naturalidad, pero en lugar de guardarlo todo en cajas decide empezar a investigar. La realizadora no puede evitar sentir la presencia de la mujer, dominando un espacio que pretende hacer suyo.

Resulta revelador ver cómo un momento que debería centrarse en el futuro, sobre una familia que crece y empieza una nueva vida, de repente se sumerge en el pasado, mostrando la facilidad con la que pueden cambiar los roles. La ganadora del Premio Nobel Wisława Szymborska escribió una vez: "Morir, eso no se le hace a un gato. / Porque qué puede hacer un gato / en un piso vacío”. Pero, ¿qué pasa con los objetos personales de una persona? Hay algo vulnerable en los objetos abandonados que alguien ha dejado atrás. Estos revelan la vida de una persona ante cualquier extraño, que puede verlos, juzgarlos o deshacerse de ellos. Sin embargo, en Lady Time resulta extremadamente difícil borrar estas huellas: los dulces de chocolate rancios, los botones, las trenzas… En lugar de eso, la cineasta decide colocarlos en el centro de atención.

Es inevitable no pensar en otras historias similares, que terminan normalmente dentro de una bolsa de plástico. No obstante, a medida que Talvensaari comienza a descubrir nuevos hechos sobre Sirkka-Liisa, con un interés genuino por aceptar su existencia y conocerla un poco mejor, es como si la estuviera invocando de una forma cariñosa. En lugar de observarnos fijamente desde una vieja fotografía, Sirkka-Liisa nos habla a través de sus cartas y de su diario: recordando el día en que se mudó al apartamento en 1952, acompañada por las voces de todas las personas que estaban a su lado. "Para recordarla, tengo que conocerla", dice Talvensaari, que se esfuerza por hacerlo mientras sus hijos crecen rodeados de recuerdos y baratijas que ya consideran propias. Al final, tenemos la sensación de que la cineasta ha ganado una amiga, al igual que todos los espectadores.

Lady Time es una producción de Emilia Haukka y Jussi Rantamäki para la finlandesa Aamu Filmcompany.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy