email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CPH:DOX 2020

Crítica: Sisters with Transistors

por 

- Los sintetizadores se amontonan en el logrado documental de Lisa Rovner, que recibió una Mención Especial NEXT:WAVE en CPH:DOX

Crítica: Sisters with Transistors
Maryanne Amacher en Sisters with Transistors

Sisters with Transistors, de Lisa Rovner, premiado en la sección NEXT:WAVE Special Mention del CPH:DOX Festival de Copenhagen, tras proyectarse en SXSW, ambos celebrados online debido a la crisis del COVID-19, hace lo que cualquier buen documental debería hacer: cuenta una historia poco conocida y demuestra por qué el mundo debía conocerla. Aunque en este caso, se podría hablar de “historias”, ya que la directora francesa-estadounidense muestra el trabajo de compositoras pioneras en la música electrónica. Todas son mujeres y han sido olvidadas, a pesar de que su trabajo habla por sí solo.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

A través de material de archivo combinado con comentarios nuevos y las composiciones de sus protagonistas, Rovner consigue llamar la atención sobre un territorio musical inexplorado (al menos, hasta cierto punto). Aunque es muy informativo en sus mejores momentos, su película también es, para usar ese temido adjetivo, bastante onírica, ya que la directora da prioridad a la música y a los sentimientos que evoca, antes que cualquier hecho que se considere importante. “Esta es la historia de mujeres que escuchan música en su cabeza,” anuncia Laurie Anderson al principio, invitada a narrar la historia, pero por fortuna lo hace fuera de allí, sólo para confundir a David Letterman después de que Suzanne Ciani abandonase su programa en 1980. Esta “maga electrónica” también estuvo detrás de los efectos especiales de la versión disco de Star Wars (Star Wars and Other Galactic Funk), por si alguien está buscando música alternativa durante la pandemia.

Por lo tanto, Ciani, Pauline Oliveros, Daphne Oram, Laurie Spiegel y otros nos invitan a dejar de preocuparnos y a amar las máquinas de hacer canciones, compartiendo sus secretos mientras revelan el aspecto artesanal de la música electrónica (considerada “diabólica” en Francia), que les permitió mucha más libertad. Eran perfectamente conscientes de que, a fin de cuentas, esa actitud artesanal también significa “que hay algunas barreras que no te permiten hacer nada”, como dice una de ellas, y sortear todos los obstáculos no te garantiza reconocimiento.

Es difícil olvidar la sensación de injusticia al descubrir que una vez que el mundo conoció las originales creaciones de estas mentes privilegiadas, las hizo a un lado. Probablemente todavía sigan al margen, con independencia de su estilo, ya que sólo en la industria del cine parecen llamar la atención los gustos de  Hildur Ingveldardóttir Guðnadóttir en Joker. Pero Rovner se asegura de que esta información esté acompañada de la emoción del descubrimiento y la diversión, ambas muy bien sincronizadas con unas protagonistas sensatas y una persona  resiliente que va a fiestas, y sigue entregándose a la música hasta el amanecer, aunque al final de la fiesta la música sólo suena en su cabeza. “Seguiré bailando siempre”, dice. “Al menos hasta que recuerde dónde he dejado el coche”.

Sisters with Transistors, escrita por Lisa Rovner fue producida por Anna Lena Vaney para la compañía francesa Anna Lena Films (que también gestiona las ventas) y Marcus Werner Hed.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy