email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BERLINALE 2020 Competición

Crítica: DAU. Natasha

por 

- BERLINALE 2020: La película de Jekaterina Oertel e Ilya Khrzhanovskiy, que se ha creado como parte del duradero proyecto DAU, ha salido a la luz en la competición berlinesa

Crítica: DAU. Natasha
Natalia Berezhnaya, Luc Bigé y Olga Shkabarnya en DAU. Natasha

Compitiendo en la 70ª edición del Festival Internacional de Cine de Berlín, DAU. Natasha [+lee también:
tráiler
entrevista: Ilya Khrzhanovskiy
ficha del filme
]
es el primer largometraje independiente del extraordinario (y controvertido) proyecto DAU. En el año 2006, DAU se presentaba en el mercado de IDFA como una película basada en la vida del científico soviético y ganador del Premio Nobel Lev Landau, antes de convertirse en la recreación de un instituto de investigación soviético donde Landau trabajó durante tres décadas.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Jekaterina Oertel e Ilya Khrzhanovskiy han escrito y dirigido la película. La ópera prima de Khrzhanovskiy, 4, presentada en el Festival de Cine de Venecia en 2014, giraba en torno a cuatro personajes que se reunían en un bar para contar mentiras sobre su pasado, unas historias que comenzaban a infiltrarse en su vida cotidiana. En DAU. Natasha, los realizadores parten de esta idea (vidas falsas que se convierten en realidad) y la llevan al extremo.

El rodaje se prolongó durante tres años, involucrando a 400 actores y más de 10.000 extras. Dentro del Instituto, el nombre que recibe la instalación, los participantes recreaban con la máxima fidelidad la vida de los ciudadanos en la antigua Unión Soviética. Cuando el reparto se incorporó a las instalaciones por primera vez, DAU estaba ambientado en el año 1938. Los directores demostraron una increíble atención al detalle, cambiando el vestuario, peinados y elementos de atrezo cada pocas semanas, con la intención de que los participantes experimentaran el paso del tiempo. En total, durante los tres años que duró el rodaje, pasaron 30 años en la cronología interna de DAU.

Curiosamente, la mayor parte de lo que sucedió durante esos tres años no fue filmado. Tan solo se empleaba una cámara, la del director de fotografía alemán Jürgen Jürges, que junto con su equipo de tres personas filmó 700 horas de metraje entre 2009 y 2011. A partir de todo este material se hicieron varias películas, así como instalaciones de realidad virtual.

Como era de esperar en una película realizada sin guion, DAU. Natasha es una historia episódica. La cinta presenta escenas de gran carga dramática, pero gran parte de la trama ocurre fuera de cámara. Excepto en el caso de una escena de sexo explícito que ha despertado cierta controversia, generando dudas sobre una posible explotación, tanto de los personajes como de los actores que los interpretan.

Natasha (Natalia Berezhnaya) dirige la cantina de la instalación soviética. Al comienzo de la película, con la pantalla todavía en negro, la escuchamos cantando una canción tradicional. Aquellos que hayan visto Ida [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Pawel Pawlikowski
entrevista: Pawel Pawlikowski
ficha del filme
]
sabrán que este tipo de cosas no sientan muy bien a las autoridades soviéticas. Más tarde, escucharemos a la protagonista preguntándose por qué debe abandonar a Dios. Sin embargo, la mayor preocupación de Natasha parece ser el envejecimiento, especialmente cuando se compara con su subordinada, Olga (Olga Shkabarnya), que es más joven y guapa que ella. De hecho, en medio de una discusión, Natasha la acusa de ser una prostituta. A lo largo de la película los estereotipos de género están a la orden del día.

Los clientes de la cantina son los científicos que trabajan en el Instituto. Las primeras escenas exponen a la perfección el universo de la cinta, y los directores demuestran un talento extraordinario para filmar secuencias que involucran largos diálogos. Fuera de la cantina, la película presenta un aspecto futurista, como una obra de ciencia ficción que ocurre en el pasado, sobre todo en lo que se refiere a los experimentos que realizan en las instalaciones. Durante una noche de fiesta en la residencia de los científicos, Natasha entabla relación con un físico francés (Luc Bigé) que ha sido invitado al complejo. Esta relación provoca que la protagonista acabe en una cámara de tortura, generando más preguntas que respuestas.

DAU. Natasha es una coproducción entre Alemania, Ucrania, Reino Unido y Rusia, producida por las compañías Phenomen Berlin Filmproduktion, Phenomen Ukraine (Kiev), Phenomen UK (Londres) y Phenomen Films (Moscú). El productor principal es Sergey Adonyev, mientras que los coproductores son  Svetlana Dragayeva, Susanne Marian and Alexandra Timofeeva. La francesa Coproduction Office se encarga de las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.