email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BERLINALE 2020 Panorama

Crítica: Father

por 

- BERLINALE 2020: El serbio Srdan Golubović presenta su última película, una mezcla entre el cine social de Ken Loach y una road movie a pie, en la sección Panorama de la Berlinale

Crítica: Father
Goran Bogdan en Father

Después de su exitosa Circles [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Srdan Golubovic
ficha del filme
]
, por la que recibió el Premio Especial del Jurado en Sundance en 2013, antes de su estreno europeo en la sección Forum de la Berlinale, el cineasta serbio Srdan Golubović regresa al encuentro alemán con Father [+lee también:
tráiler
entrevista: Srdan Golubović
ficha del filme
]
, esta vez en la sección Panorama.

A diferencia de su última película y de su antecesora, The Trap [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, que trataban sobre complejos dilemas morales, el nuevo proyecto de Golubović, inspirado en una historia real y escrito en colaboración con el guionista croata Ognjen Sviličić (The Voice [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Ognjen Sviličić
ficha del filme
]
, These Are the Rules [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
), es un crudo drama social que se convierte en una especie de road movie a pie, para terminar en una crítica social al estilo de las obras de Ken Loach, donde el sistema pisotea sin piedad al hombre sencillo.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La película arranca con una escena realmente tensa. Una mujer entra en una fábrica con sus dos hijos y una botella de gasolina, amenazando con prenderse fuego a sí misma y a los niños si no le pagan a su esposo los dos años de salario que le deben, así como una indemnización por despido. Finalmente, la mujer cumple su amenaza, provocando quemaduras en el lado derecho de su cuerpo antes de que los trabajadores de la fábrica se abalancen sobre ella para apagar el fuego con mantas.

La mujer es Biljana (interpretada por Nada Šargin, impresionante en las tres secuencias en las que interviene durante la película), la esposa de Nikola (uno de los actores croatas más solicitados, Goran Bogdan), que abandona rápidamente su actual trabajo talando árboles en el bosque cuando se entera de lo sucedido. Tras hablar brevemente con la policía, Nikola debe enfrentarse a una comisión de servicios sociales dirigida por el corrupto y arrogante jefe Vasiljević (Boris Isaković). Este le informa de que sus hijos serán enviados a un hogar de acogida, ya que consideran que no está en condiciones de hacerse cargo de ellos en su situación actual: sin un trabajo estable, sin electricidad ni agua corriente en casa...

Al principio, Nikola se muestra confuso e incrédulo, pero cuando entiende la gravedad de la situación decide apelar directamente al ministerio social en Belgrado. Para ello deberá recorrer caminando los 300 kilómetros que separan su aldea, en el suroeste de Serbia, de la capital, con la intención de demostrar su preocupación. Cargado con una manta, una botella de agua, una hogaza de pan y una loncha de bacon en su mochila, el protagonista comienza una odisea de cinco días.

A través de los ojos de Nikola, podemos observar las consecuencias de la sucesión de gobiernos nefastos por los que ha pasado el país en los últimos 20 años: carreteras plagadas de baches, fábricas y gasolineras desiertas, casas de campo y pequeños edificios derruidos... Cada uno de los encuentros que mantiene el protagonista con distintos personajes bondadosos y no tan agradables sirve para construir la imagen de una sociedad en la que el sistema vigente está a disposición de los privilegiados, mientras que el hombre corriente debe afrontar una lucha casi imposible por sus derechos básicos como ser humano. Nikola no es ningún activista ni un justiciero, tan solo un hombre que quiere recuperar a sus hijos. Bogdan interpreta a un personaje con una intensidad natural llevada al extremo, un hombre de pocas palabras, cuya mirada y sutiles expresiones transmiten todo lo que necesitamos saber sobre su estado mental.

En colaboración con el director de fotografía Aleksandar Ilić, el editor Petar Marković, el diseñador de producción Goran Joksimović y el compositor Mario Schneider, Golubović ha creado una película que funciona como un intenso drama social en su primer y tercer actos, mientras que la parte central tiene un estilo más onírico y emocional, representando a la perfección el cansancio del protagonista y su determinación inquebrantable.

Father es una coproducción entre la serbia Baš Čelik, la croata Propeler Film, la alemana Neue Mediopolis Filmproduktion, la francesa ASAP Films, la eslovena Vertigo y la bosnia SCCA/Pro.ba. The Match Factory se encarga de las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.