email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

IFFR 2020 Competición Bright Future

Crítica: Tal día hizo un año

por 

- La directora alemana Salka Tiziana debuta con un drama sobre una familia aislada en una finca de Sierra Morena, inspirado en sus recuerdos de infancia

Crítica: Tal día hizo un año

La 49ª edición del Festival Internacional de Cine de Róterdam acogió la premier internacional del film Tal día hizo un año [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
tras su estreno mundial en el certamen alemán Max Ophuls Prize. La cortometrajista alemana Salka Tiziana debuta con una película inspirada en instantes fugaces de su niñez, concretamente en el recuerdo de la granja en la que vivían los abuelos de la directora novel en la cordillera andaluza de Sierra Morena.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Esa zona específica en la geografía española, que la cineasta berlinesa criada en Barcelona visitó frecuentemente durante su infancia, es la esencia de su delicada y exquisita ópera prima sobre la coexistencia espacial entre los seres humanos y la naturaleza, una convivencia que para el hombre resulta tanto física como emocional. La película seleccionada dentro de la competición Bright Future de Róterdam y que, próximamente, formará parte de la Semana de la Crítica de la 70ª edición del Festival de Berlín, invita a reflexionar acerca de las alteraciones que las personas ejercen sobre cualquier paisaje cuando viven, trabajan o visitan un lugar.

El film da comienzo con el viaje en coche de Larissa (Melanie Straub) y sus hijos gemelos de nueve años Jon (Jon Barder) y Ole (Ole Barder) a la finca de su suegra Pilar (Pilar del Pino) para que los pequeños se encuentren con su padre. Pilar y su hija Amalia (Amalia Amián del Pino) esperan la llegada de sus familiares mientras siguen con atención las noticias sobre la alarmante oleada de incendios en Sierra Morena, provocados por las altas temperaturas. El clima hostil no impide que Larissa y sus hijos lleguen a la casa. Sin embargo, el padre es quien no aparece. Tal día hizo un año es un íntimo drama doméstico protagonizado por tres mujeres encerradas en una finca; todas ellas condicionadas por la ausencia de ese hombre que nunca llega.

La película protagonizada por actores no profesionales a excepción de Melanie Straub transcurre íntegramente entre las cuatro paredes de la casa y los vastos terrenos anexos a la finca, que podemos observar a través de imágenes registradas por drones. En este sentido, la combinación entre formatos analógicos y digitales juega un papel crucial en la película. Para crear una mayor intimidad o claustrofobia la realizadora y su director de fotografía y coproductor Tom Otte escogieron filmar en 16mm ciertas escenas transcurridas en el interior de la casa, así como el inicio y el sorprendente desenlace, el cual se convierte en una experiencia catártica gracias a la música compuesta por plastiq.

Tal día hizo un año es un drama familiar conmovedor sobre tres mujeres y dos niños que aprenden a convivir entre ellos mientras el paisaje que cohabitan les altera emocionalmente. El calor extremo, los incendios, la escasez de agua, las explosiones de una base militar cercana o la omnipresente naturaleza salvaje que las rodea, representada a través del sonido persistente de las chicharras, condiciona ese encierro en la finca aguardando la ansiada aparición masculina que nunca llega.

Tal día hizo un año ha sido producida por la propia Salka Tiziana, Chantal Scheiner para Anchois Films y Tom Otte. La película ha sido realizada con la ayuda de Hochschule für bildende Künste Hamburg y Filmförderung Hamburg Schleswig Holstein.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.