email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

IFFR 2020 Competición Tiger

Crítica: Kala azar

por 

- En su ópera prima, Janis Rafa demuestra que no se necesita a Mad Max para hacer una película postapocalíptica

Crítica: Kala azar
Penelope Tsilika en Kala azar

Ver una película que lleva por título el nombre de una enfermedad parasitaria crónica y potencialmente letal no parece la mejor idea para pasar una divertida noche de viernes. Sin embargo, la ópera prima de Janis Rafa, Kala azar [+lee también:
tráiler
entrevista: Janis Rafa
ficha del filme
]
, con la que compite en la 49ª edición del Festival Internacional de Cine de Róterdam, logra provocar reacciones completamente diferentes a la fiebre, la pérdida de peso e incluso la insuficiencia renal. Por otra parte, la cinta podría haberse beneficiado de un estilo visual más personal, ya que en algunos momentos parece una versión poco inspirada de Cormac McCarthy (si este se hubiese interesado algo más por los animales).

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La pareja protagonista tiene una ocupación bastante insólita: recoger a mascotas fallecidas en la carretera para incinerarlas en su crematorio. Posteriormente, transmiten sus condolencias a los afligidos propietarios y les piden que completen los formularios pertinentes, asegurándoles que "cada mascota es incinerada individualmente”. La pareja no discrimina cuando se trata de recuperar animales, llegando incluso a recoger peces si es necesario. Como espectadores, nunca llegamos a saber realmente el por qué de sus actos, ya que su historia y la naturaleza de su relación no se explican abiertamente en la película. No obstante, una vez superada esta restricción informativa, conseguimos conectar mucho más con los protagonistas de cuatro patas. De hecho, la película comienza con escenas en las que vemos a través de los ojos de estos animales, desde un punto de vista limitado, algo que Elsa Kremser y Levin Peter también intentaron recientemente en Space Dogs [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Elsa Kremser, Levin Peter
ficha del filme
]
. Tardaremos mucho en olvidar esa película.

Sin embargo, Rafa no busca el efectismo. La directora maneja el tema con gran sensibilidad, al igual que el personaje de Penelope Tsilika, que recolecta con ternura a los animales muertos que se encuentra durante sus viajes (estamos ante una actriz a la que nos gustaría ver más a menudo en otros proyectos). Todo esto hace que Kala azar resulte mucho más melancólica de lo que podríamos imaginar. La película está llena de personajes solitarios que solo cuentan con la compañía de sus animales, a los que no son capaces de dejar marchar cuando llega el momento de la despedida. La historia en sí puede parecer un poco confusa, pero Rafa demuestra una gran habilidad para generar atmósferas y estados de ánimo, mostrando un mundo postapocalíptico y desértico que se desmorona de la forma menos espectacular, con el sonido constante de ladridos de fondo. Sin necesidad de mencionarlo explícitamente, la muerte parece acechar en cada rincón de la película.

Escrita por la propia Janis Rafa, Kala azar es una coproducción entre Grecia y los Países Bajos, producida por Digna Sinke, Konstantinos Kontovrakis y Giorgos Karnavas para SNG Film (Studio Nieuwe Gronden)Heretic - Creative Producers. Heretic Outreach se encarga de las ventas internacionales y Gusto Entertainment de la distribución en los Países Bajos.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.