email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

ANIMEST 2019

Critique : Dilili en París

por 

- La cinta de animación de Michel Ocelot devuelve a la vida a un buen número de famosos del París de la Belle Époque

Critique : Dilili en París

Proyectada en la sección Special Screenings durante la 14ª edición del Festival Internacional de Cine de Animación Animest  (del 4 al 13 de octubre en Bucarest), Dilili en París [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, del realizador francés Michel Ocelot, narra las aventuras de Dilili, una niña kanak que llega a Francia desde Nueva Caledonia gracias a una artimaña. Una vez allí, la joven se ve implicada en un extraño caso de secuestros que atemorizan a la ciudad de París en plena Belle Époque, lo que la llevará a entrar en contacto con numerosas personalidades del mundo de las artes, la ciencia y la tecnología.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La película ha sido seleccionada para formar parte de la sección paralela del Animest, pero podría haber ocupado fácilmente un lugar en la selección de Minimest, el programa del festival dedicado al público infantil. El hecho de que Dilili sea mestiza (lo que la lleva a experimentar el racismo en primera persona) y el misterioso caso de los secuestros, son un gran punto de partida para enseñar a niños de todas las edades importantes lecciones sobre racismo, misoginia y los peligros del extremismo y la opresión, pero también sobre cómo encontrar su propia voz en las circunstancias más difíciles.

Dilili también presenta una importante lección sobre feminismo y emancipación. Al transportar al público hasta la Belle Époque parisina, un período en el que las mujeres finalmente lograron hacerse un hueco en varios campos que les habían sido vetados hasta entonces (derecho, medicina, etc.), la película aprovecha para ofrecer una visión crítica sobre cómo el mundo solía estar gobernado por los hombres y cómo ha cambiado la situación de las mujeres en la actualidad. La película también es educativa, al presentar a decenas de pintores, escritores, científicos e inventores que se cruzan con la pequeña protagonista, un aspecto de la trama que puede llegar a despertar la curiosidad de los más jóvenes sobre la historia y los logros de estos personajes.

Desde el punto de vista de la animación, la película combina magníficos fondos fotorrealistas con personajes de trazo simple y minimalista, cuyas caras y expresiones se ilustran con tan solo unas pocas líneas. Este contraste llamará la atención de muchos espectadores, mientras que la voz de la famosa cantante y actriz Natalie Dessay en el papel de la soprano francesa Emma Calvé será un deleite para sus oídos.

Desgraciadamente, el guion de la cinta, escrito por el propio Ocelot, no convencerá a muchos adultos por tomarse demasiadas libertades a la hora de hacer avanzar la trama. A cada paso, Dilili parece encontrarse con un Monet, un Pasteur, un Debussy... y cada uno de ellos parece tener una pista, un consejo o una sugerencia que impulsa su investigación. Pronto esta dinámica comienza a perder interés, como si Dilili y el público fueran conducidos a través de un pasillo polvoriento y sin ventilación con retratos de las grandes mentes de la época colgados en las paredes. Además, un buen coguionista habría ayudado a mejorar mucho los diálogos, en general bastante aburridos y excesivamente expositivos.

Hay un aspecto concreto de la narrativa que resulta especialmente decepcionante. Cuando una película presenta una protagonista de raza mestiza, que se siente rechazada tanto por la comunidad de su padre como por la de su madre, es cuanto menos extraño empatizar con villanos que critican (de forma muy poco sutil) las tradiciones de una cultura específica (o al menos fácilmente identificable). Sin un contexto apropiado, la postura de la película parte de una generalización y, por desgracia, la generalización es uno de los principales ingredientes del racismo.

Dilili en París es una producción de Nord-Ouest Films (Francia), coproducida por Artémis Productions (Bélgica) y Senator Film Produktion (Alemania). Wild Bunch se encarga de las ventas internacionales.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.