email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

INDIECORK 2019

Crítica: The New Music

por 

- La ópera prima de Chiara Viale es una divertida película que destaca principalmente por su guion y por las interpretaciones de sus cuatro protagonistas

Crítica: The New Music
Jack Fenton, Cilléin McEvoy, Martina Babišová y Patrick O'Brien en The New Music

La segunda película que se estrena en el Festival de Cine IndieCork es la ópera prima de la guionista y directora italiana Chiara Viale, The New Music. El proyecto, que inició su producción en 2017 y ha sido parcialmente financiado por crowdfunding, es una continuación de sus primeros cortometrajes, Be Frank (2017) y Clown (2018).

La película trata sobre Adrian (Cilléin McEvoy), un joven pianista irlandés con una carrera prometedora, cuya vida se derrumba al ser diagnosticado de Párkinson Juvenil. El músico, preocupado por las consecuencias de su condición, huye de su madre, Kathleen (Paula McGlinchey), y se muda a Dublín. Allí, comparte casa con tres amigos que tocan en grupo de punk, Jodie (Martina Babišová), Will (Jack Fenton) y David (Patrick O'Brien). La primera secuencia introduce al espectador directamente en el conflicto principal, ya que en algunas tomas vemos a la banda ensayando sus canciones y en otras, aparece Adrian junto a un piano tocándose las manos con aire pensativo.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Después de un poco de timidez inicial, Adrian se hace amigo de Julie, Will y David. Poco a poco, queda fascinado con su estilo de vida relajado y la música que tocan. Los cuatro actores hacen un gran trabajo y consiguen que el espectador se identifique con ellos. Las luchas internas de Adrian, la actitud cariñosa de Jodie y el optimismo de Will y David (a veces, algo surrealista) son sencillos de ver en pantalla y muy convincentes. Más tarde, Adrian es obligado a confesar que tiene Párkinson, así que los tres lo invitan a unirse a su banda. El joven pianista se muestra reacio, pero pronto se da cuenta de que puede ser una maravillosa oportunidad para seguir tocando y expresando sus talentos musicales. En este trabajo, Viale demuestra algunas habilidades sólidas como guionista: el diálogo brilla y el arco narrativo de Adrian, aunque bastante simple, es convincente.

En general, la película podría haber tenido una edición y trabajo de cámara más minuciosos: en especial, algunos cortes y transiciones son un poco bruscos y podrían haber sido más suaves. En este sentido, la sobrecarga de planos de establecimiento entre las escenas no ayuda. Afortunadamente, estos ataques de hipo no afectan significativamente a la calidad de la narración, pero deberían mejorar el resultado final.

Por otra parte, la música de David Sangster es muy agradable, algo fundamental en una película donde el poder sanador de la música es un elemento central del argumento.

En resumen, el primer largometraje de Chiara Viale es un trabajo valiente, una película independiente con un gran corazón. Ahora queremos ver lo que la directora nacida en Italia puede hacer con un presupuesto más grande.

The New Music ha sido producida por la propia directora y Philip Kidd, para la compañía con sede en Dublín Built to Fail Productions, en asociación con Young Parkinson's Ireland. Built to Fail Productions también se encarga de la distribución.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.