email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

ZÚRICH 2019

Crítica: My Zoe

por 

- Julie Delpy presenta una rebosante historia sobre custodia infantil, clonación y maternidad que habla sobre las cuestiones morales y éticas que generan los avances científicos

Crítica: My Zoe
Julie Delpy y Sophia Ally en My Zoe

My Zoe [+lee también:
tráiler
entrevista: Julie Delpy
ficha del filme
]
, proyectada en el Festival de Cine de Zúrich, es una aventura espontánea que empieza con una madre divorciada que lucha por la custodia de su hija para luego convertirse en una reflexión sobre la ética de la clonación. La película ha sido escrita, dirigida y protagonizada por el formidable talento franco-estadounidense Julie Delpy, y cuenta con sus ocurrencias y su afición por indagar en los entresijos y las estructuras de poder de las relaciones heterosexuales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Delpy coescribió Antes del amanecer, por la que fue nominada al Óscar, y dirigió Dos días en París [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Christophe Mazodier
entrevista: Julie Delpy
ficha del filme
]
y Dos días en Nueva York [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, basadas en las problemáticas de las relaciones modernas. Ambas películas tratan sobre parejas estables que luchan por mantener vivas sus relaciones. Por el contrario, My Zoe empieza con un matrimonio desgastado.

Isabelle (Delpy), una científica residente en Berlín, hace malabares entre ser madre soltera, el divorcio y la aparición de un nuevo amor. El padre de su hija, James (Richard Armitage), un ciudadano británico, quiere darle otra oportunidad a su relación pero Isabelle prefiere pasar página. Cuando vemos el comportamiento brusco y los comentarios ofensivos de James, comprendemos la negativa de Isabelle. Como consecuencia, las discusiones sobre la custodia compartida de su hija pequeña, Zoe (Sophia Ally), son complicadas. Cualquier discrepancia se convierte en una acusación.

James también está consternado porque Isabelle ha iniciado una relación con un refugiado (Saleh Bakri), cuya situación irregular parece algo metido con calzador en la película. Este es el primer indicio de que Delpy pretende introducir tantos temas como sea posible en la película, sin pies ni cabeza. Empieza como un drama convencional sobre un matrimonio (uno poco frecuente en el cine, ya que está narrado desde la perspectiva de una mujer). Tiene mucho en común con Historia de un matrimonio, de Noah Baumbach, ya que ambas películas tratan sobre dos parejas enfrentadas por la custodia de un hijo, donde la simpatía rebota del hombre a la mujer como si fuese una pelota de tenis.

Pero la película trata la ruptura de un matrimonio de forma parcial puesto que da un giro dramático cuando Zoe es trasladada urgente al hospital, para convertirse en una historia de ciencia ficción y terror.

My Zoe se ve saturada por el ADN. Hay una parte de thriller donde Isabelle  actúa como una pseudodetective que intenta descubrir lo que provocó la hospitalización de Zoe. Pero la película se vuelve obstinada cuando Isabelle busca a un perverso genetista (Daniel Brühl) en Moscú. Es la clase de giro que haría el director holandés Paul Verhoeven. Pero mientras Verhoeven convertiría su premisa en una comedia de acción, Delpy intenta contar una historia ética y moral, que se ve sobrecargada por un diálogo lleno de tecnicismos sin sentido.  

Es bastante fácil perderse, y como en La piel que habito [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Pedro Almodóvar
ficha del filme
]
de Pedro Almodóvar, esta película funciona mejor si no piensas mucho en la ciencia. Quiere sonsacar una respuesta más emocional que racional. Otro giro dramático se centra en el matrimonio del médico con una ilustradora infantil (Gemma Arterton). Mientras el médico tiene un compromiso ético y competitivo, su esposa es nuestra brújula moral. Discute la ética de la clonación con su marido y la naturaleza del amor de una madre hacia su hijo con Isabelle. La relación es otro intento de Delpy por incluir varios temas en la película sin optimizar un diálogo que desarrolle y acentúe los interesantes temas principales.

My Zoe es una coproducción entre Reino Unido, Francia, Alemania y Estados Unidos llevada a cabo por Amusement Park Films, Baby Cow Productions, Electrick Films y Magnolia Mae Films. Filmarti y Protagonist Pictures gestionan las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.