email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

SAN SEBASTIÁN 2019 Fuera de competición

Crítica: The Song of Names

por 

- La película de clausura de San Sebastián, dirigda por François Girard, es una cinta de alto postín protagonizada por Tim Roth y Clive Owen que cuenta una historia de amistad y música

Crítica: The Song of Names
Clive Owen en The Song of Names

François Girard, director de El violín rojo (1998), ha realizado una cinta austera sobre la amistad con la Segunda Guerra Mundial y el Holocausto como trasfondo. The Song of Names [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
es una adaptación algo aburrida de la galardonada novela de Norman Lebrecht que incorpora interpretaciones anodinas por parte de Tim Roth y Clive Owen. La película de clausura del Festival de Cine de San Sebastián cuenta con música hermosa compuesta por el legendario Howard Shore, pero esto no logra atenuar lo tedioso de la narración.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La acción comienza en 1951. Un concierto está a punto de empezar, pero el violinista estrella, Dovidl Rapoport, no acude; de hecho, ha desaparecido. Su mejor amigo, Martin Simmons, está hecho polvo. La historia salta entonces a 1986; Martin hace de jurado en un concurso de música en Newcastle, donde ve a un competidor emplear la misma técnica que usaba Dovidl. Esto despierta recuerdos en Martin, que decide averiguar qué le sucedió a Dovidl, una ardua misión que le llevará a Varsovia y Nueva York. La acción no para de saltar hacia atrás y hacia delante en el tiempo, revelando a través de flashbacks que Dovidl fue enviado a Inglaterra antes del comienzo de la guerra, y allí vivió con la familia de Martin. Al padre de Martin le pidieron que protegiera a Dovidl y le enseñara a tocar el violín.

Gerran Howell interpreta a Martin, y Jonah Hauer-King, a Dovidl, entre las edades de 17 y 21. Misha Handley y Luke Doyle les interpretan entre las edades de nueve y 13 años. Roth hace de Martin de adulto, y Owen, de su mejor amigo.

A lo largo de su búsqueda, Martin comienza a comprender el trauma que Dovidl consiguió ocultar en esa época, con el inicio de la Segunda Guerra Mundial y la Solución Final. Gracias a lo que descubre, Martin comprende al fin por qué el joven prodigio no apareció en su primer concierto, tantos años atrás. Entre tanto, se plantean otras muchas preguntas, pero no se ofrecen respuestas. La calidad de producción del film, sobre todo las escenas de la guerra, es alta.

El Holocausto se usa como sinónimo de tragedia. Consciente de los terrores de las cámaras de gas, el espectador siente empatía, hasta cierto punto, por los personajes, pero el cineasta no se esfuerza mucho por generar empatía hacia las dos versiones mayores de los personajes, pues la historia se cuenta en los flashbacks. Lo que vemos de su infancia no nos da suficientes pistas de por qué el asunto es tan importante para Martin tanto tiempo después. Aún más extraño resulta el hecho de que Dovidl se muestre tan dispuesto a acceder a los deseos de Martin cuando por fin se encuentran. La idea de que tiene una deuda con el padre de Martin no se desarrolla lo suficiente como para que resulte creíble la rapidez y facilidad con que realiza lo que se le pide. Owen no tiene mucho con que trabajar, así que quizás es bueno que pueda ocultar su monótona interpretación detrás de su barba. La impresión general es la de una adaptación cinematográfica que toma las escenas de las páginas del libro, pero que pierde el sentimiento. Resulta irónico, pues este drama trata sobre un hombre que se da cuenta, 35 años más tarde, de que no había sido lo bastante empático con su amigo de la infancia. El sentimiento es mutuo, pero claramente no era esta la intención del director.

The Song of Names es una produccion canadiense, húngara y británica de Robert Lantos, Lyse Lafontaine y Nick Hirschkorn. Es una cinta presentada por Serendipity Point Films, Lyla Films, Ingenious Media y HanWay Films en colaboración con Feel Films, Proton Cinema y Film House Germany. HanWay Films gestiona los derechos internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.