email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

SAN SEBASTIÁN 2019 Fuera de competición

Crítica: Diecisiete

por 

- Tras seis años sin rodar un largometraje, el madrileño Daniel Sánchez-Arévalo estrena una simpática, sencilla y emotiva road movie protagonizada por dos hermanos que no acaban de entenderse

Crítica: Diecisiete
Biel Montoro y Nacho Sánchez en Diecisiete

Daniel Sánchez Arévalo estrenó su penúltima película, La gran familia española [+lee también:
tráiler
making of
ficha del filme
]
, hace seis años. Desde entonces ha seguido vinculado a la creación, firmando, por ejemplo, la novela La isla de Alice (finalista al premio Planeta 2015), y escribiendo el guion de Diecisiete [+lee también:
tráiler
entrevista: Daniel Sánchez Arévalo
ficha del filme
]
, road movie filmada en Cantabria que protagonizan dos hermanos que no son tan diferentes como ellos mismos se creen y que, a bordo de una autocaravana, van en busca de un perro llamado “Oveja”. Sí, señoras y señoras, estamos de nuevo ante el peculiar universo del padre de Gordos [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Daniel Sánchez Arévalo
Entrevista a Daniel Sánchez-Arévalo, r…
ficha del filme
]
y Primos [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, donde las relaciones personales, el humor suave y el buen rollo (lo que en otras geografías llamarán feel good movie) se imponen en una trama que, a pesar de su aparente simpleza, ligereza y sencillez, acaba hablando de asuntos íntimos que incumben a muchos espectadores.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

A favor de esa misión para que el público se identifique lentamente con sus, a priori, ariscos protagonistas, juegan unos diálogos por lo general brillantes e ingeniosos a la par que naturales, unos actores no famosos (el dúo formado por Biel Montoro –visto en Nieve negra [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, por ejemplo– y Nacho Sánchez, que debuta en el cine tras ser aclamado por su previo trabajo teatral) en cuyas cotidianas miserias y habituales desastres nos vemos todos reflejados, y una puesta en escena sencilla y casi de telefilm, pero que armoniza perfectamente con la historia que se narra y las situaciones que se describen.

Con secundarios eficaces (volvemos a encontrarnos con Itsaso Arana tras La virgen de agosto [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Jonás Trueba
ficha del filme
]
) y una dirección de fotografía de Sergi Vilanova (Las leyes de la termodinámica [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Mateo Gil
ficha del filme
]
) que captura la humedad, belleza y verdor del norte de España, Diecisiete hace referencia a la edad de su protagonista, Héctor, un muchacho retraído, solitario y cerrado que sólo al hacerse cargo del adiestramiento de un perro, recogido en una protectora de animales, empieza a abrirse al mundo. Pero cuando el can es dado en adopción, el chaval se escapará del centro de menores donde está recluido para encontrarle a toda costa. En ese momento su hermano mayor, Ismael, con quien no se comunica todo lo bien que cabría esperar, jugará un papel fundamental.

Los animales pues forman también parte de la trama de esta película que asimismo habla del derecho universal de todos los seres vivos a ser queridos y respetados (no importa su raza, especie o edad), de las familias atípicas, del miedo a la paternidad (consciente o no) y de esas pequeñas taras psicológicas que siempre han padecido los personajes del cine de Daniel Sánchez Arévalo.

Diecisiete es una coproducción de Atípica Films para Netflix. Se estrenará en salas de cine españolas el 4 de octubre de 2019, distribuida por A Contracorriente Films, pocos días antes de poderse disfrutar a través de la plataforma de streaming el 18 de octubre.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.