email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

TORONTO 2019 Contemporary World Cinema

Crítica: The Barefoot Emperor

por 

- La secuela de El rey de los belgas es una sátira política surrealista y llena de referencias históricas sobre la situación actual de Europa

Crítica: The Barefoot Emperor
Peter van den Begin en The Barefoot Emperor

Peter Brosens y Jessica Woodworth  continúan el falso documental El rey de los belgas [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Jessica Woodworth, Peter B…
ficha del filme
]
con una secuela de ficción, The Barefoot Emperor [+lee también:
tráiler
entrevista: Jessica Woodworth
ficha del filme
]
, que se ha estrenado en la sección Contemporary World Cinema de Toronto. Esta sátira política surrealista analiza el estado actual de Europa con la ayuda de referencias históricas que pueden resultar demasiado extensas para ser efectivas.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Para los que no hayan visto El rey de los belgas, los directores inician la película con una breve recapitulación sobre la travesía del rey de Bélgica, Nicolás Tercero (Peter van den Begin, que repite en el papel), que regresa de Estambul, donde se enteró de que Valonia fue cedida y que Bélgica ya no existe; y termina en Sarajevo el 28 de junio. Es el aniversario del asesinato de Francisco Fernando, y el rey, junto a su séquito de la primera película —la agregada de prensa Louise (Louise Vancraeyenes), el jefe de protocolo Ludovic (Bruno Georis) y el valet Carlos (Titus de Voogt)—, se encuentra en medio de la recreación del incidente histórico y recibe un disparo en la oreja.

Un par de días después, el rey se despierta en un sanatorio en la isla croata de Brioni, dirigido por el Dr. Kroll (Udo Kier). Esta elección de casting elimina la necesidad de exposición de su personaje, y el médico le comunica al rey que la disolución de Bélgica ha provocado el cierre del Parlamento Europeo y la implantación de una “Nova Europa”, donde la identidad nacional prevalece ante todo y con un nuevo emperador. El emperador recibirá esta noticia en la misma isla que fue residencia de verano de Tito, donde el presidente recibió a líderes mundiales e importantes figuras. Cada paciente del sanatorio recibe el nombre del personaje histórico que se alojó en su habitación: el rey se llama ahora Brezhnev, Louise es Indira Gandhi, Ludovic es Castro, Carlos es Arafat, y también hay una Elizabeth Taylor, interpretada por Geraldine Chaplin.

El  acercamiento absurdo del director es casi un spoiler de que el anterior rey de los belgas será el emperador de Nova Europa. Hay un claro paralelismo entre la Unión Europea y Yugoslavia, pero la sátira es demasiado extensa para resultar efectiva: la película alude a Hitler, Goebbels, Mussolini, Che Guevara, Ceaușescu y Srebrenica; y el arquitecto de Nova Europa se llama Dr. Ilse von Stroheim. Y cuando aparecen unos refugiados indios por el “cambio climático” en un submarino, nos enteramos de que han “salvado el queso parmesano” pero han tenido que abandonar Italia por no tener papeles (parece que casi todo vale). 

The Barefoot Emperor funciona bien como análisis de la situación actual, pero a veces parece inconexa y superficial a nivel de narrativa y personajes. En cuanto al estilo, Brosens y Woodworth buscan alejarse de la realidad a través de un espacio limitado y un problema global, con una cinematografía simétrica y plana, y con un montaje inexpresivo que pretende intensificar el ambiente surrealista. Lo mismo ocurre con la banda sonora, compuesta por famosas piezas clásicas (Carmen, Bolero y el vals del Danubio Azul), que a veces incluyen coreografías que pueden tener un significado simbólico (y si lo tienen, es tan amplio como la variedad de temas que intenta abarcar la película).

The Barefoot Emperor es una coproducción entre la belga Bo Films y Wajnbrosse Productions, la holandesa Topkapi Films, la croata Propeler Film y la búlgara Art Fest. Be for Films, con sede en Bélgica, gestiona las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.