email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

VENECIA 2019 Fuera de competición

Crítica: Citizen Rosi

por 

- VENECIA 2019: Didi Gnocchi y Carolina Rosi se han unido para hacer un documental apasionante, denso y polifacético sobre un cineasta italiano excepcional

Crítica: Citizen Rosi
Francesco y Carolina Rosi en Citizen Rosi

Los años dorados del cine italiano de posguerra llegaron como un boom, que impulsó los nombres de Rossellini, De Sica, Visconti y Fellini. Más tarde, en 1960, surgió una nueva ola de directores jóvenes que tomaron parte activa en el discurso político de su país. Entre los más destacados estaban Paolo y Vittorio Taviani, Ermanno Olmi y Francesco Rosi, a quien está dedicado este polifacético documental. Citizen Rosi [+lee también:
tráiler
entrevista: Carolina Rosi y Didi Gnocchi
ficha del filme
]
, dirigida por el reconocido historiador y periodista Didi Gnocchi y Carolina Rosi, hija del director, se estrenó fuera de competición en el Festival Internacional de Cine de Venecia.  

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Este no es un documental que celebre a un artista, con cabezas parlantes que elogian al protagonista. Primero, porque  hubiese sido impropio de la integridad que mostraba su personaje principal (“Andiamo avanti!”, o “¡Vamos!”, era su frase, “su idea de cómo actuar en la vida personal y profesional”, nos cuenta la voz en off de Carolina). En segundo lugar, padre e hija Rosi deciden que será un documental sobre la contribución cinematográfica de Rosi, que también pretende contar la historia italiana reciente: cinco décadas en total. Por último, la película también narra su propia génesis. Observamos a Carolina y a Francesco mientras ven sus películas juntos, eligen vídeos, comentan lo que opinará la gente, discuten, se ríen y, a veces, se ponen de acuerdo. La cámara se sitúa junto al sofá para captar este alegre guión sobre el tiempo de calidad (dulce y sincero) que comparten padre e hija.

Luego, Francesco fallece en 2015, y Carolina toma el papel de cicerone, llevando a cabo la misión con pasión y dignidad. Se dedica una atención adecuada a títulos como Salvatore Guiliano, Lucky Luciano, Excelentísimos cadáveres, Las manos sobre la ciudad, El caso Mattei y Cristo se paró en Éboli, ya que varios de ellos son clásicos indiscutibles. Por otra parte, son objeto de un extenso análisis desde perspectivas políticas y sociales. Los entrevistados, en lugar de ser personas famosas, son representantes de la ley, del periodismo y del mundo académico, que sitúan las películas en un contexto histórico y temático. Con una duración de poco más de dos horas, a estas disertaciones se les da un alcance tan extenso, que puede resultar abrumador. Citizen Rosi (la película y el director) espera a un espectador exigente y aquellos dispuestos a aceptar el reto encontrarán en ella una rica fuente de información.   

Mientras visitamos o revisitamos el cine excepcional de la generación de Rosi, recordamos el sentido de la ambigüedad que las películas despiertan en el espectador, una cualidad que no es fácil encontrar en el presente, donde predomina más la tendencia al blanco o negro. Estas películas, proyectadas en cines habituales, a nivel nacional e internacional, podían atraer a un número considerable de espectadores fuera del ámbito independiente. Debe de haber sido una época muy buena tanto para hacer cine como para ir a verlo.  

Citizen Rosi ha sido producida por 3D Produzioni y Andiamo Avanti Productions. Istituto Luce Cinecittà gestiona las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.