email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

TORONTO 2019 Discovery

Crítica: Simple Women

por 

- Fascinada por el ídolo underground Elina Löwensohn, la debutante directora italiana Chiara Malta decide jugar con la realidad y la ficción mientras se cuestiona la objetividad de la verdad en el cine

Crítica: Simple Women
Jasmine Trinca en Simple Women

La directora italiana Chiara Malta, asentada en París, ha escrito y dirigido un gran número de cortos donde ha mezclado varias formas de narración, incluidos el documental y la animación. Su largometraje documental, Armando e la politica abrió el Festival de Turín en 2008. Simple Women, el primer largometraje de ficción de Malta, ha tenido su estreno mundial en la apertura de la sección Discovery del 44º Festival de Toronto.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

El día de Navidad de 1989, la joven Federica sufre su primer ataque epiléptico mientras estaba viendo el juicio y ejecución de Nicolae Ceaușescu y su mujer en la televisión con su familia. Apasionada del cine desde su infancia, de adolescente Federica adora la película Simple Men de Hal Hartley y está obsesionada con Elina Löwensohn, que interpreta a Elina, un personaje de esta película que, al igual que Federica, también tiene epilepsia.

Ya de adulta, Federica (Jasmine Trinca) es una directora establecida en Roma que, por casualidad, conoce a su ídolo adolescente, que está de visita en la ciudad durante unos días. Después de pasar un tiempo con Elina, Federica le pide que sea la protagonista de una película sobre su vida que va a rodar en Bucarest. La actriz rumana se muestra reticente al principio, pero acepta embarcarse en esta inesperada aventura. Sin embargo, las cosas no van como era de esperar, ya que Elina no se parece en nada a los papeles que interpretó en su carrera, y Federica, poco a poco, empieza a derrumbarse ante la presión. Más pronto que tarde, la auténtica personalidad de ambas mujeres se revela y, después de un ataque epiléptico, la percepción de Federica se ve alterada. Una situación que cambia todo sobre la película que está preparando y sobre ella misma.

La idea detrás del guion, que fue coescrito por Malta, Sébastien Laudenbach y Marco Pettenello es una adaptación libre del encuentro personal que la propia Malta tuvo con Löwensohn hace años. En ese momento, ella se dio cuenta de que este icono del cine no comercial americano era una mujer rumana. Su frase “No soy quien creéis que soy” se convirtió en la chispa que inspiró Simple Women, una referencia clara a la película de Hartley. A través de esta historia semi realista, sobre una directora que tiene una relación compleja y problemática con su actriz principal, la intención de la película es jugar con dos facetas de la misma persona. En el caso de Löwensohn la persona que es en la ficción y la “real” se yuxtaponen, y al mismo tiempo ambas pueden ser una ilusión.

Es valiente que Malta siga esta forma no convencional de narrar y que mejore su realidad con tantas capas adicionales de elementos realistas, que son a su vez embellecidos por el realismo mágico. La directora decide jugar no solo con Elina, sino también con otros personajes como Federica, basada en ella misma. Conforme avanza la película, la línea que separa y que conecta la verdad y la ficción se difumina, sobre todo cuando se representan las dos caras de sus protagonistas, dos mujeres tan diferentes, pero tan “simples”, que deben coexistir.

Las autorreferencias y la cautivadora presencia de Löwensohn funcionan a la perfección como premisa de la película, aunque a medida que la narración evoluciona, existe cierta sensación de repetitividad en un intento de la directora por justificar la forma en que juega con la narrativa. Hay ciertos momentos en la que los personajes están en conflicto, pero en muchos casos se trata más de una decisión estilística que de un resultado contextual, lo cual da al espectador la sensación de estar admirando un collage de momentos poco convencionales que cuestionan la objetividad de la verdad.

Simple Women es una coproducción italo-rumana de Marta Donzelli y Gregorio Paonessa (Vivo Film) y Rai Cinema, con Ada Solomon (microFILM). El agente de ventas The Match Factory se encarga de la gestión de sus derechos internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés por Raúl Alcantarilla)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.