email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

VENECIA 2019 Orizzonti

Crítica: Atlantis

por 

- VENECIA 2019: Valentyn Vasyanovych encuentra el amor en un lugar desolador en una de las cintas más interesantes que se proyectan en Orizzonti

Crítica: Atlantis

Tras la sensación de arte y ensayo The Tribe [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
(2014) y Home Games [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
(2018), ambas producidas por él mismo, el director ucraniano Valentyn Vasyanovych se ha consolidado como un cineasta de gran versatilidad y criterio. Aunque es completamente diferente, Atlantis [+lee también:
tráiler
entrevista: Valentyn Vasyanovych
ficha del filme
]
cuenta con los mismos puntos fuertes, y es fácilmente una de las cintas más interesantes de la edición 2019 de la sección Orizzonti de Venecia, así como una difícil de clasificar. Por un lado, estamos —o eso creemos— ante un comentario de la actual agitación política, que todavía permanece, y por otro, ante una visión posapocalíptica de un universo destruido y desértico que encajaría en una entrega de la saga Mad Max. Si nos olvidamos de las peligrosas bandas de moteros.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Ambientada en el futuro —en 2025, para ser más exactos—, la cinta retrata Ucrania Oriental un año después de la guerra. La zona se considera inapropiada para la vida; el entorno está tan brutalmente arrasado que los cambios, según nos dicen, son prácticamente irreversibles. Reflejando la afirmación del director de que "el mayor problema del Donbás no es la degradación económica, sino la catástrofe ecológica", el énfasis se pone en la guerra como evidente amenaza para el medio ambiente, no como operación militar que se lleva a cabo y nunca vuelve a mencionarse. Es una catástrofe que no se detiene en el entorno inmediato, sino que se filtra hasta las personas; cada una de ellas se enfrenta a algún tipo de trauma pasado y lucha por tener algo que se parezca a una vida. Una de ellas incluso se ve obligada a usar un cubo en medio de la nada para poder darse un buen baño.

Queda claro que este no es un mundo al que uno se adapte fácilmente, como demuestra Sergiy, un exsoldado que sufre estrés postraumático (Andriy Rymaruk, que experimentó por sí mismo los horrores de la guerra). Pero o se acepta la situación o apaga y vámonos, y él no está dispuesto a rendirse, por lo que se une a la llamada Misión Tulipán Negro, que se dedica a desenterrar cuerpos que no recibieron una sepultura digna, los cuerpos de "personas que quedaron atrás": cada uno cuenta su propia historia, que al final se oye a través de los análisis impasibles y detallados de los restos.

Vasyanovych parece divertirse con esta sencilla premisa que, en lugar de invocar una realidad reconocible, inmediatamente recuerda a Orwell o al anuncio 1984 que Ridley Scott dirigió para Apple. Y aun así, el director —por más que detestemos la expresión— encuentra esperanza en la desesperación, e incluso infunde algo de amor en algunos momentos, como cuando suena la canción de Rihanna. Por momentos, es un poco lenta, y claramente falta presupuesto, pero el realizador también brinda una escena realmente impresionante sobre el deseo naciente, desplegándose en una de esas larguísimas tomas que tanto parece disfrutar. El film se inspira, por lo visto, en las noticias sobre el trágico deterioro de la calidad del agua en los territorios ocupados; Atlantis bien puede ser la película más original del cine ucraniano reciente, que por fin parece preparado para abordar hasta el más incómodo de los temas. Y lo consigue porque nunca lo hace de forma directa, y a pesar de los momentos duros, logra, finalmente, encontrar el amor en un lugar desolador.

Escrita por Valentyn Vasyanovych, Atlantis es una producción del propio Vasyanovych e Iya Myslytska para Garmata Film Studios, así como de Vladimir Yatsenko para Limelite [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Ignas Jonynas y Kristupas …
ficha del filme
]
. Las ventas internacionales están a cargo de Best Friend Forever.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy