email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

VENECIA 2019 Fuera de competición

Crítica: Woman

por 

- VENECIA 2019: Mujeres de todo el mundo hablan con franqueza sobre sus experiencias como mujeres en el documental cuidadosamente elaborado por Anastasia Mikova y Yann Arthus-Bertrand

Crítica: Woman

El movimiento #MeToo sigue haciendo que nuestra sociedad mejore. Uno de los elementos positivos (si es que pueda decirse así) es el creciente deseo de debatir sobre los abusos sistemáticos y las desventajas institucionalizadas a las que las mujeres tienen que enfrentarse en la sociedad. Es difícil no pensar en todas las conversaciones acerca de la mala praxis en la industria cinematográfica al ver esta excelente película. Proyectada en la sección Fuera de competición del Festival de Venecia, Woman [+lee también:
tráiler
entrevista: Anastasia Mikova y Yann Ar…
ficha de la película
]
nos recuerda con total claridad que a nuestra sociedad todavía le queda mucho por andar hasta de alcanzar la igualdad de género.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Woman, codirigida por la directora y periodista de origen ucraniano Anastasia Mikova y el fotógrafo y ecologista francés Yann Arthus-Bertand, es un documental magnífico y conmovedor, gracioso y triste a partes iguales. Woman tiene una premisa sencilla: que mujeres procedentes de todo el mundo, cada una con circunstancias diferentes hablen sobre lo que significa, para ellas, ser mujer. Este documental forma parte del proyecto de escala mundial Woman, que da voz a 2000 mujeres de 50 países diferentes. Las mujeres hablan directamente a la cámara, en primera persona, y sus experiencias se agrupan en una serie de temas amplios que hablan sobre todas las facetas de la existencia humana: maternidad, relaciones, nacimiento y muerte, violencia sexual, guerra, amor, matrimonio, educación, independencia financiera, amabilidad y alegría.

Woman está diseñado para informar y educar. Su sobresaliente montaje crea una yuxtaposición de historias alegres y tristes para dar una perspectiva completa. Las directoras crean una película emotiva al asegurarse que el ritmo avanza como ondas de sonido, que oscilan entre momentos de mayor y menor gravedad hasta crear una agradable harmonía.

El documental empieza con un testimonio sobre abusos sexuales. Este fragmento, más que anticipar un tono grave, tiene como objetivo dejar claro a su audiencia de que no va a evitar ningún tema. Woman se mueve entre preguntas que buscan sacar a relucir historias trágicas con otras sobre la búsqueda de la felicidad. Una secuencia especialmente conmovedora muestra a una serie de mujeres que se ríen cuando les preguntan sobre relaciones sexuales. La risa es el centro de atención en varios montajes tan poderosos como cualquier diálogo, en los que se muestra el rostro exultante de una mujer seguida de otro, y de otro. La posibilidad de poder ver y escuchar a tantas mujeres hablar es especialmente relevante en aquellas secuencias donde se habla sobre temas como la vejez, la belleza y las deformaciones.

Que la película se titule Woman no significa que no aparezca ningún hombre: existen imágenes de parejas heterosexuales en situaciones afectivas. No obstante, y como sugiere su nombre, esta película tiene como principal objetivo dar a la mujer un espacio donde hablar. A lo largo de la cinta, mujeres de todo el mundo hablan con sinceridad sobre los hombres y los efectos, buenos y malos, que puede conllevar mantener una relación con ellos, en casa y en el trabajo. Es una película que empodera.

En ocasiones los testimonios están divididos en capítulos, unidos entre sí mediante hermosas imágenes de oficinas, granjas o calles filmadas por sus directores. Tanto el fotógrafo Peter Lindbergh, la compañía de danza BANDALOOP como el compositor Armand Amar realizan sus propias contribuciones a la película. La edición de Woman es magnífica, y hace que la labor de combinar tantos y tan distintos elementos para crear una obra cohesionada parezca sencillo, pese a que ha debido ser un esfuerzo monumental.

La productora francesa Hope Production se encargó de traer Woman al Festival de Venecia.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés por Raúl Alcantarilla)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy