email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

LOCARNO 2019 Cineastas del presente

Crítica: Space Dogs

por 

- Estaís avisados, la película de Elsa Kremser y Levin Peter es la más terrorífica del año

Crítica: Space Dogs

Para todos los que crecieron con una imagen divertida, amable y edulcorada de la perrita Laika, una verdadera heroína soviética, Space Dogs [+lee también:
tráiler
entrevista: Elsa Kremser, Levin Peter
ficha del filme
]
será todo un jarro de agua fría. La película, dirigida por Elsa Kremser y Levin Peter ha sido recientemente estrenada en la sección Cineastas del presente en la 72 edición del Festival de Locarno. En este nuevo proyecto, en vez de repetir la tranquilizadora letanía paterna de “ha desaparecido”, capaz de convertir a toda mascota en una especie de Amelia Earhart canina, los cineastas cuentan exactamente lo que le ocurrió al primer animal que llegó a orbitar alrededor de la Tierra. Todo comienza con el reconfortante susurro de la voz de Aleksey Serebryakov, como si estuviera contándonos un cálido cuento de hadas. Es entonces cuando escuchamos los sangrientos detalles de la historia, que pueden llevar a cualquier niño a un estado de histeria delirante solo comparable al de la muerte de Mufasa. Yo, sinceramente, no es que lo llevase mejor.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Otra razón es que la película no trata solo del desgarrador desenlace de la aventura forzada de Laika, una historia que llevó al escritor Haruki Murakami a imaginar “las dos negras y brillantes pupilas de la perra atisbando por el pequeño ojo de buey. ¿Qué debía de mirar en aquella soledad infinita del cosmos?”. Space Dogs también habla de lo que causó su agonía, un desalentador destino que compartía con muchos otros animales. Los directores destapan el mundo de los “perros espaciales” soviéticos, recogidos de las calles de Moscú y encerrados en jaulas diminutas y cápsulas aún más pequeñas, petrificados y, en palabras del escritor japonés, absolutamente solos.

Dispar y cautivadora, igual que un cuento de hadas, Space Dogs te hace divagar sobre hipotéticos detalles (seamos realistas, no eran “hipotéticos”) incluso más difíciles de digerir que los que aparecen en pantalla, especialmente sabiendo que hay mucho más detrás de las imágenes de archivo que muestra la película, que ya por sí solas me hicieron sudar de ansiedad en unos pocos minutos. De hecho, los cineastas insisten en seguir los pasos de los chuchos en vez de sus captores, mostrándonos las mismas calles que en el pasado fueron hogar de “el primer animal en ser enviado al espacio” y sus sucesores. Todos estos perros no tenían dueño y, por lo tanto, pertenecían a todos. Los científicos los atrapaban uno a uno, creando una de las imágenes más absurdas que jamás haya concebido la mente humana.

Deseosos por conocer más de cerca la vida de estos perros antes de “la gloria”, Kremser y Peter se acuclillan para descubrir un mundo totalmente distinto. Un mundo ruidoso, hostil, inundado de música a todo volumen y gente en karaokes desafinando por completo. Desde la perspectiva de un perro, los humanos tan solo somos unas piernas demasiado ansiosas por pegarles otra patada más. Este sencillo truco facilita al público sentir la misma confusión que los animales al verse en situaciones tan ridículas como la de un chimpancé obligado a llevar un incómodo casco dorado, un guiño a la respuesta estadounidense a Laika. Aunque a primera vista la idea de literalmente seguir a perros por las calles pueda parecer un poco aburrida, la película pronto se convierte en un terrorífico thriller. Si alguna vez te has preguntado qué ocurre cuando un perro atrapa a un gato, aquí está la respuesta. Ni que decir tiene que gran parte del público abandonará la sala antes de que acabe la película. Por la forma en la que refleja el pasado y presente de los perros, Space Dogs se quedó grabada en mi memoria mucho tiempo después de los créditos finales, a pesar de haberme dejado exhausta hasta un punto irreconocible. Casi como el gato que aparece en la cinta.

Space Dogs está producida, escrita y dirigida por Elsa Kremser y Levin Peter. Se trata de una producción de Raumzeitfilm en colaboración con It Works! Medien con la participación del programa internacional de apoyo ARRI, Austrian Film Commision, Österreichische Kulturforum Moskau y German Films. Deckert Distribution se encarga de su venta internacionalmente.

(Traducción del inglés por David Jiménez Santonja)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.