email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

KARLOVY VARY 2019 East of the West

Crítica: The Bull

por 

- El ganador de la sección East of the West es una visión cruda y violenta de la sociedad rusa de finales de los 90

Crítica: The Bull
Juri Borisov en The Bull

The Bull [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
es el primer largo del estudiante de la VGIK (Universidad Estatal Rusa de Cine) —y exbailarín de ballet— Boris Akopov, y ciertamente contiene la energía cruda de un cineasta que todavía está encontrando su voz. Dejando claras sus intenciones desde el primer momento, en el que un intertítulo indica que toda la cinta está basada en hechos reales, la película, que acaba de imponerse en la competición East of the West de Karlovy Vary, cuenta la historia de un joven que afronta inmensos cambios, pues la vieja guardia del comunismo ha sido expulsada, y los nuevos dioses del capitalismo irrumpen en la sociedad para ser venerados, cueste lo que cueste.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La cinta gira en torno a Anton "Toro" Bykov (Juri Borisov), jefe de una pequeña banda criminal en el Moscú de 1997. Tras un altercado especialmente intenso que involucra a miembros de la banda, un arma y un adolescente herido, Toro va a la cárcel. Pero con la intervención de varios agentes corruptos, es liberado, aunque ahora está en deuda con uno de los cabecillas criminales de Moscú. Soñando con labrarse una vida para sí mismo y para sus amigos, Toro se encuentra dividido entre los que quieren dejar atrás la Rusia que conocen y los que quieren continuar con las viejas reglas de juego. Toro debe pagar su deuda pronto, pero ¿quién de todos los que le rodean pagará realmente el precio?

Muchos de los elementos temáticos serán familiares para los que lleven siguiendo el cine ruso y de Europa Central y del Este de lo últimos años. Los años formativos de la disolución de la Unión Soviética y el auge del capitalismo salvaje —junto con el vacío de poder intrínseco, que llenan las bandas criminales— se abordan en The Bull a dos niveles. Por un lado, hay una sensación de libertad, alegría y evasión. Pero también hay un abandono de la moral, de los vínculos con el pasado y la familia. Akopov se centra principalmente en la tensión entre el pasado y el presente, a través del dilema de Toro de no saber en qué mundo encaja.

Cinematográficamente, la película explota los tropos del realismo social: está llena de edificios destartalados y rincones sórdidos. Pero también hay una energía y crudeza que no solo refleja la locura juvenil, sino también una sociedad que se precipita hacia lo desconocido. Akopov también tiene una vertiente de sátira social en toda su obra, pues la amiga e interés romántico de Toro, Tanya (Stasya Miloslavskaya), es seducida por un occidental rico, a quien ella aguanta con la esperanza de conseguir un visado. Aquí, Akopov y el director de fotografía, Gleb Filatov, se sirven bien de la diferencia entre el espacio que se da a los astutos intelectuales y a la ruda clase obrera en la sociedad rusa: un marcado recordatorio del trasfondo el propio Akopov en la "alta cultura", quizás.

Borisov brinda una interpretación sólida como el personaje principal, e irradia una cierta severidad que, si bien no aligera la cinta, resulta siniestramente satisfactoria.

No hay mucha innovación en The Bull, pero sí bastante brío y decisión como para calificarla de debut sólido por parte de Akopov; será interesante ver adónde le llevará su carrera en el futuro. Ciertamente, ganar la competición East of the West en Karlovy Vary 2019 no podrá perjudicar al film, y aunque es improbable que se estrene en salas, el circuito de festivales lo acogerá, aunque solo sea por este galardón.

The Bull es una producción de VGIK – Debut.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.