email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BRIFF 2019

Crítica: Century of Smoke

por 

- Nicolas Graux traza el fascinante retrato de una aldea laosiana atrapada en la trampa del opio, fuente de vida y de muerte

Crítica: Century of Smoke

A través del destino singular de un pueblo al margen de la sociedad, Century of Smoke [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
, cinta de Nicolas Graux presentada en la competición nacional del Festival Internacional de Cine de Bruselas (BRIFF), traza el retrato de una población laosiana devastada por la precariedad y la desilusión, agobiada por la opresión de un régimen dictatorial que amenaza en todo momento de privarle de sus escasos medios de subsistencia.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
series serie

Laosan, un joven padre de familia, se pasa los días fumando opio. Para su comunidad, aislada en lo más profundo de la jungla laosiana, el cultivo del opio es el único medio de supervivencia. Pero también es el veneno que duerme a los hombres y mata sus deseos.

En el pueblo de Laotan, todo el mundo vive de y por el opio. Allí se cultiva y se consume. Todos tiemblan ante la perspectiva de que el estado ponga fin a estos cultivos tan nutritivos como mortíferos.

El humo opiáceo se convierte en volutas en el interior de las casas improvisadas, desde que sus habitantes se despiertan. Envuelto en harapos, un hombre fuma con la mirada vacía. Allí fuera, la bruma sustituye el humo y envuelve la aldea. Como si viniera a ahogar las lágrimas, las angustias y los deseos.

El opio da trabajo a los hombres, pero también los mata. Y mata toda la esperanza de las mujeres del pueblo, las madres y esposas, que van albergando una sorda rebeldía. Ante el muro de la adicción, se organizan, intentan gestionar la situación inextricable de la mejor forma posible, roban o esconden el dinero del opio para alimentar a su familia.

Mientras las mujeres se levantan, los ancianos solo sueñan con escapar de la aldea y su cultura letal. Pero para que esto sucediera, los jóvenes tendrían que irse y llevarlos con ellos. Lo único que parece unir todavía estas familias desgarradas es el amor y la ternura que cada uno tiene por sus hijos.

En la atmósfera apagada de este pueblo laosiano, Nicolas Graux recoge las amargas confesiones de sus habitantes. Todos parecen confusos por el futuro, nostálgicos por la vida que nunca vivirán, por mucho que hayan soñado con ella. Una mirada impactante a una comunidad que se dirige a la perdición, en la que la cámara se convierte en cómplice para recoger los testimonios resignados de estas almas en pena.

La inmersión es total, la cámara se olvida de sí misma, y el ritmo del primer tercio del film transmite la somnolencia que se apodera de los hombres del pueblo, adentrándose en su intimidad. A medida que el punto de vista se amplía para englobar a los demás habitantes, el ritmo se acelera, y como las mujeres parecen ir tomando en sus manos la supervivencia del pueblo, la tensión dramática sube al siguiente nivel. Los fumadores no son las únicas víctimas del opio, es toda la comunidad la que sufre los daños.

Century of Smoke es el primer largo de Nicolas Graux, a quien debemos dos cortos (entre ellos, Après laube) que cosecharon cierto éxito en los festivales. La cinta es una producción de las compañías belgas Dérives, productora creada por los hermanos Dardenne, y Clin d’Oeil Films, junto con la compañía francesa Haïku Films.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy